Los Baños Frecuentes en Saunas Podrían Disminuir su Riesgo de Muerte Relacionada con Problemas del Corazón y Más

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 13, 2015 | 29,152 vistas

Historia en Breve

  • Una reciente investigación encontró que los hombres que utilizan los saunas siete veces a la semana disminuyen su riesgo de muerte por problemas fatales relacionados con el corazón, en comparación con los que únicamente los utilizaron una vez a la semana
  • Los saunas ayudan a desintoxicar, mejoran la circulación de la sangre, y tienden a aliviar el estrés y promover la relajación, todos estos podrían convertirse en una mejor salud
  • Aclimatarse a una actividad física calurosa independiente al ejercicio aeróbico, a través de un sauna también ha mostrado mejorar el rendimiento del ejercicio

Por el Dr. Mercola

El uso de los saunas tiene una larga tradición. Son comunes en muchos países del Este de Europa Orientan, así como en Asia. En algunos países, como Finlandia, las puede encontrar en casi todos los hogares.

Lejos de ser simplemente otra manera para estar limpísimo, los saunas pueden tener una serie de beneficios adicionales para la salud. De acuerdo con un estudio observacional en Finlandia, las personas que visitan frecuentemente las saunas son menos propensas a morir de eventos relacionados con el corazón.

Si bien la causa de tales beneficios no se pudo determinar en este estudio, puede haber un número de posibles mecanismos que pueden proporcionar un impulso significativo para la salud.

Para empezar, los saunas ayudan a desintoxicar, y en el mundo contaminado de hoy en día, eso puede ser muy importante para su salud. También ayudan a mejorar la circulación de la sangre, y tiende a aliviar el estrés y promover la relajación, todos estos podrían convertirse en mejor salud.

Además, la terapia con sauna pone estrés en su corazón y en su cuerpo que es similar a hacer ejercicio, que también podrían representar algunos de sus aparentes beneficios.

El Uso Diario del Sauna Disminuye el Riesgo de Muerte Cardiaca

El estudio presentado,1, 2, 3, 4 incluyó a más de 2,300 hombres de mediana edad en Finlandia Oriental, que fueron monitoreados por alrededor de dos décadas. El uso frecuente de un sauna, y el tiempo de duración, representó un menor riesgo de eventos cardiovasculares mortales.

El uso de un sauna también se relacionó con un menor riesgo de muerte por cualquier causa, y en cuanto más utilice el sauna, mejor. Los hombres que utilizan el sauna siete veces por semana redujeron a la mitad su riesgo de muerte por problemas cardíacos fatales, en comparación con aquellos que sólo lo utilizaron una vez cada semana:

  • 10 por ciento de los que utilizaron el sauna sólo una vez por semana sufrieron muerte súbita cardíaca durante el estudio
  • El ocho por ciento de los que utilizaron el sauna de dos o tres veces a la semana murieron por problemas relacionados con el corazón
  • Sólo el cinco por ciento de los que usaron diariamente el sauna sufrieron un evento cardiaco letal

Estos resultados se mantuvieron estables incluso cuando factores como el tabaquismo, presión arterial, niveles de colesterol y triglicéridos fueran considerados. En cuanto al tiempo, los mayores beneficios se presentaron entre los que sudaban durante 19 minutos o más en cada sesión. Según lo informado por Reuters:5

"Cerca de 1,500 hombres reportaron usar un sauna dos o tres veces por semana, 600 dijeron que habían utilizado el sauna una vez por semana y 200 dijeron que visitaron un sauna cuatro a siete días de la semana. Sólo 12 hombres reportaron no usarlo en lo absoluto.

La duración oscilo entre los dos a 90 minutos a la vez, y la temperatura varió de 40 a 100 grados Celsius, o 104 a 212 grados Fahrenheit, tradicionalmente a niveles bajos de humedad...

‘Hubo una relación inversa entre el sauna y el riesgo de (enfermedad cardiovascular), lo que significa que más es mejor,’ Laukkanen dijo a Reuters...

“Con base a estos resultados, parece que más de cuatro sesiones de sauna a la semana representó el menor riesgo, pero también a aquellos que tuvieron dos o tres sesiones de sauna pudieron obtener algunos beneficios."

Otros Beneficios Cardiovasculares del Estrés por el Calor

Como ya hemos hablado anteriormente, el estrés por el calor parece beneficiar la salud cardiovascular. El concepto del "acondicionamiento hipertérmico" o "aclimatarse a una actividad  física calurosa independiente al ejercicio aeróbico a través del uso de sauna," también aumenta la resistencia al ejercicio.

Esto se lleva a cabo al inducir las adaptaciones en su cuerpo que le ayuda a realizar las actividades cuando la temperatura de su cuerpo es alta. Dicho de otra manera; a medida que su cuerpo experimenta estrés por el calor, poco a poco se aclimata al calor, lo que provoca una serie de cambios y adaptaciones benéficas.

Estas adaptaciones incluyen mayor volumen plasmático y flujo sanguíneo a su corazón y músculos (lo que aumenta la resistencia atlética), junto con un aumento de masa muscular debido a mayores niveles de proteínas de choque térmico y la hormona de crecimiento humano (HGH).

El uso de un sauna en combinación con el ejercicio puede provocar mayores niveles sinérgicos en HGH, así como en el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), lo que puede promover la generación de nuevas células cerebrales. Por esta razón es que me gusta meterme a la sauna después de hacer mis ejercicios en intervalos de alta intensidad.

Diferentes Tipos de Saunas

Hoy en día existen tres tipos básicos de saunas:

  1. Sauna finlandés húmedo, donde el vapor se crea al lanzar agua sobre rocas calientes (el calor puede ser generado al quemar madera o por la electricidad)
  2. Sauna finlandés seco que utiliza la calefacción eléctrica, y por lo tanto no utiliza agua (estas estufas no están hechas para utilizar agua, ya que de lo contrario podrían provocar un cortocircuito)
  3. Infrasaunas

La diferencia entre un sauna con infrarrojos y los saunas finlandeses tradicionales es que estos últimos se calientan desde el exterior, como un horno. El sauna de infrarrojos se calienta de adentro hacia afuera.

Los Saunas con Infrarrojos Son Una Excelente Herramienta para la Desintoxicación

Los saunas utilizados en el estudio destacado fueran los dos que acabamos de mencionar, que proporcionan calor seco (los niveles de humedad temporalmente elevados se generan en el sauna húmedo al rociar agua sobre las rocas). Los investigadores señalan que se desconocen si estos resultados también pudieran aplicarse a los saunas con infrarrojos.

Dicho esto, los saunas con infrarrojos son conocidos por su capacidad para promover la desintoxicación, al calentar varios centímetros de profundidad de los tejidos, el sauna con infrarrojos puede mejorar sus procesos metabólicos naturales y la circulación sanguínea. También ayuda a oxigenar los tejidos. Su piel es un principal órgano de eliminación, pero muchas personas no sudan ordinariamente, por lo que no reciben los beneficios de este proceso natural de desintoxicación. El uso repetido del sauna restaura lentamente la eliminación de la piel, lo que puede ayudar a reducir su carga tóxica de forma significativa.

Como lo comenta en el Dr. George Yu, la movilización de las toxinas almacenadas puede mejorar aún más al tomar niacina en combinación con un baño en sauna. Los saunas también ayudan a matar los virus y otros microbios que promueven las enfermedades en su cuerpo. Como regla general, los virus y las células cargadas con toxinas son más débiles que las células normales y tampoco toleran bien el calor. Como resultado, aumentar su temperatura corporal puede ayudar a curar más rápidamente las infecciones.

Recomendaciones Generales para el Uso de un Sauna

A pesar de sus beneficios para la salud, exponer su cuerpo a altas temperaturas debe hacerse con sentido común y precaución. Si nunca sea metido a un sauna, comience con tan sólo unos minutos. Pruebe con cuatro minutos, cuando vaya empezando. Luego, para cada vez que entre agregue unos 30 segundos, y aumente gradualmente hasta que llegue de los 15 a 30 minutos. La razón de esto se debe a que el proceso de desintoxicación puede ser grave en algunos casos, dependiendo de su carga tóxica. Las recomendaciones generales para el uso de un sauna son las siguientes:

  • Sauna de infrarrojos: 160 a 180 grados Fahrenheit, durante 15-30 minutos
  • Sauna regular (finlandés húmeda o seca): 180-190 grados Fahrenheit, durante 10-20 minutos

Además, tenga en cuenta en todo momento los siguientes consejos de seguridad:

Evite meterse solo; siempre entre con un amigo Siempre escuche a su cuerpo al momento de decidir la cantidad de estrés por calor que puede tolerar. Si está enfermo o es sensible al calor, disminuya la temperatura, el tiempo que pasa en la sauna, o ambos
No utilice un sauna si ha estado bebiendo alcohol Asegúrese de tomar mucha agua pura antes y después de una sesión de sauna. Para reemplazar los electrolitos, añada una pizca de sal rosa del Himalaya, que es rica en micro minerales naturales
Evite saunas durante el embarazo Asegúrese de descansar, ya sea sentado o acostado durante unos 10 minutos después de salir

Una Advertencia Sobre los Saunas Eléctricos

Mientras algunas personas prefieren los saunas de leña anticuadas, hoy en día las versiones eléctricas más modernas y los saunas con infrarrojos son los más comunes. Desafortunadamente, esto también ha causado algunos problemas, principalmente la alta radiación electromagnética. Muchos utilizan los saunas para la desintoxicación, y parecería claramente ser contraproducente utilizar un dispositivo que le ayuden con un aspecto de su salud mientras causa daño a otro. De hecho, dependiendo de su estado de salud específico, la desintoxicación en un entorno con altos niveles electromagnéticos en realidad podría hacer más daño que bien.

Anteriormente entrevisté a Steve Benda sobre este importante tema, él es especialista en los sistemas de energía e ingeniería nuclear. Benda en realidad ayudó a desarrollar un sauna con infrarrojos con pocos campos electromagnéticos y segura, lo que provoco la creación de toda una nueva generación de saunas blindadas. Los campos electromagnéticos (EMF) pueden tener efectos adversos sobre la función celular, y lo ideal sería que evitara lo más que le sea posible la exposición a EMF, no sólo cuando estás sentado en un sauna. Como lo explica Benda:

"Los voltios generan o emiten campos eléctricos. Medimos eso por voltios por distancia; eso es lo que nuestro metro nos indicaría. La otra parte de la ecuación sería la parte electromagnética, que es cuando una partícula cargada se mueve en el cable; lo que significa corriente (por lo que tenemos voltios y corriente). Esto genera un campo magnético en cable y ese campo magnético también impartirá una fuerza sobre esas mismas partículas cargadas en su cuerpo."

Los primeros saunas eléctricos, que se remonta casi 20 años, utilizan paneles de cerámica para crear calor infrarrojo. Más tarde, se empezó a utilizar carbón. Por desgracia, este desarrollo en realidad hizo a los saunas menos seguros, porque los paneles de carbono de la generación pasada emitían niveles muy altos de EMF. Puede probar fácilmente esto al utilizar un medidor eléctrico de bajo costo, o un sofisticado medidor de EMF como Trifield. Afortunadamente, ahora ya hay tecnologías patentadas que eliminan eficazmente los campos eléctricos del sauna, y le ruego que considere uno de esos modelos si está pensando instalar un sauna a su hogar.

Un Baño con Sauna Puede Ser Excelente para un Estilo de Vida Saludable

En la actualidad, es prácticamente imposible evitar la exposición a metales pesados ​​y sustancias químicas tóxicas. Utilizar un sauna en particular, con infrarrojos puede ser un método muy útil para desintoxicar regularmente su cuerpo. La energía seca y de advertencia creada por los saunas con infrarrojos es altamente compatible con el cuerpo humano. Al calentar varios centímetros de profundidad de los tejidos, ayudara a mejorar los procesos metabólicos y facilitara la curación. Sólo recuerde que prácticamente todos estos beneficios podrían omitirse eficazmente si su sauna está emitiendo campos electromagnéticos muy altos, así que por favor, tómese el tiempo para evaluar su sauna y asegúrese de comprar una versión con pocos EMF en caso que esté buscando una nuevo.

También recuerde que los saunas funcionan mejor cuando se integran en un programa de estilo de vida saludable, que incluye llevar una alimentación saludable—de preferencia con fuentes orgánicas, cultivas localmente y sin pesticidas---ejercicio y evitar exponerse a sustancias toxicas. Por último, pero no menos importante, si tiene problemas para dormir, meterse al sauna, poco antes de la hora de dormir puede ser un increíble beneficio, ya que tiende a causar somnolencia y le ayuda a quedarse dormido más rápidamente.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 JAMA Internal Medicine February 23, 2015 [Epub ahead of print]
  • 2 CTV News February 24, 2015
  • 3 Medicinenet.com February 23, 2015
  • 4 Medical News Today February 24, 2015
  • 5 Reuters February 23, 2015