Dolor de Tendones Vinculado a la Diabetes Tipo 2

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 19, 2016 | 21,044 vistas

Historia en Breve

  • Las personas con diabetes tipo 2 son más de tres veces propensas a tener dolor en los tendones en comparación con las personas sin diabetes
  • Las personas con tendinopatía son 30 % más propensas a tener diabetes que las personas sin dolor en el tendón
  • La tendinopatía no es el mismo padecimiento que la tendinitis; para tratar la tendinitis necesita romper el ciclo de lesiones y optimizar la producción de colágeno para que el tendón pueda recuperar la fuerza normal

Por el Dr. Mercola

La tendinopatía se refiere al dolor que se presenta dentro y alrededor de los tendones (tendones conectan los músculos a los huesos). Por lo general, la tendinopatía es el resultado de los movimientos y uso excesivo o repetitivo, pero en personas con diabetes tipo 2 los niveles crónicamente elevados de azúcar en la sangre podrían incrementar el riesgo.

Una reciente revisión sistemática y un meta-análisis publicados en el British Journal of Sports Medicine trataron de esclarecer este problema, lo que les proporcionó "una fuerte evidencia de que la diabetes está relacionada a un mayor riesgo de tendinopatía."

Se analizaron más de 30 estudios, que no solo mostraron que la tendinopatía es más frecuente en las personas con diabetes, pero lo contrario también es cierto en términos de que la diabetes es más frecuente en personas con tendinopatía.1

La Diabetes Tipo 2 Podría Triplicar su Riesgo de Dolor en el Tendón

El estudio reveló que las personas con diabetes tipo 2 son más de tres veces propensas a tener dolor en los tendones en comparación con las personas sin diabetes. Además, las personas con tendinopatía son 30 % más propensas a tener diabetes que las personas que no tienen dolor en los tendones.

Hay varias razones por las que esta asociación merece una mayor atención, entre ellas destaca el hecho de que la tendinopatía puede ser bastante dolorosa y puede interferir con la calidad de vida de una persona, no debería ignorarse.

Más allá de esto, hay evidencia de que la tendinopatía de Aquiles en las personas con diabetes puede provocar un aumento de la presión y desarrollo de úlceras plantares en el antepié, lo que puede causar una infección profunda y amputación de extremidades inferiores.2

Sin embargo, uno de los mayores riesgos de tendinopatía en las personas con diabetes es que un tendón doloroso puede impedirle ser una persona físicamente activa, que es uno de los tratamientos más importantes y eficaces para la diabetes.

El Ejercicio Es Crucial Si Tiene Diabetes

Si ha sido diagnosticado con diabetes tipo 2, no quiere decir que su destino no está marcado. Se puede hacer mucho más que simplemente tratar de controlar la enfermedad; es probable que pueda curarse de esta enfermedad. Un aspecto clave de la cura es el ejercicio.

Una de las cosas sorprendentes sobre el ejercicio es que ejerce sus efectos muy rápidamente. También hay beneficios a largo plazo, pero también obtendrá beneficios cruciales, casi instantáneos--no tiene que hacer ejercicio durante un año o seis meses para experimentar los beneficios.

La investigación publicada en Medicine & Science in Sports & Exercise, incluso encontró que una sola sesión de ejercicio moderado puede mejorar la forma en que el cuerpo regula la glucosa.

También puede reducir los niveles elevados de azúcar en la sangre que se producen después de una comida (las elevaciones en estos niveles, conocidos como la glucosa postprandial, o PPG, están asociados con la diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas y la muerte).3 Por otra parte, según un estudio publicado en Advances in Physiology Education:4

"El ejercicio es una herramienta bien establecida para prevenir y combatir la diabetes tipo 2. El ejercicio mejora toda la salud metabólica corporal en personas con diabetes tipo 2, y las adaptaciones al musculo esquelético son esenciales para esta mejora.

Una rutina de ejercicio aumenta el consumo de glucosa en el músculo esquelético, mientras que la el entrenamiento de ejercicio crónico, aumenta la función mitocondrial, aumenta la biogénesis mitocondrial y aumenta la expresión de las proteínas que transportan la glucosa, además aumenta numerosos genes metabólicos”.

Si Tiene Diabetes, el Entrenamiento de Alta Intensidad Es Especialmente Importante

La mayoría de las personas pueden beneficiarse al incluir el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) en su rutina de ejercicios, pero esto es especialmente importante si tiene diabetes. HIIT implica períodos cortos de esfuerzo máximo, seguido por un ligero período de descanso.

En un estudio, las personas con diabetes tipo 2 son sobre peso y edad avanzada mejoraron su regulación de la glucosa con sólo seis sesiones de HIIT realizadas en el transcurso de dos semanas.5

También aumentaron su capacidad mitocondrial, lo que significa que sus cuerpos se hicieron más eficaces en la producción de energía. El tiempo total que invirtieron sólo fueron 60 minutos a la semana.

La clave para obtener el beneficio es la intensidad. En este estudio, los participantes realizaron 10 rounds de 60 segundos de pedaleo al 90 % de su frecuencia cardíaca máxima, intercalados con 60 segundos de descanso.

Otro enfoque de HIIT es el método Peak Fitness, que consiste en 30 segundos de esfuerzo máximo, seguidos por 90 segundos de descanso, por un total de ocho repeticiones.

El entrenamiento de fuerza súper lento es otra opción que le permite convertir el entrenamiento de fuerza en un entrenamiento de alta intensidad.

El Ejercicio Reduce el Riesgo de la Principal Causa de Muerte en las Personas con Diabetes

El participar en un programa de ejercicio de intensidad moderada por seis meses provocó mejoras significativas en la salud entre las personas con diabetes.6 En particular, tuvieron disminuciones en la grasa abdominal, el hígado y alrededor del corazón, todos estos están relacionados con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte entre las personas con diabetes tipo 2. Se estima que al menos el 65 % de las personas con diabetes mueren a causa de algún tipo de enfermedad cardiaca o un derrame cerebral.7

Mientras que el programa de ejercicios no provocó cambios directos en la función del corazón, las reducciones en la peligrosa grasa visceral alrededor de los órganos clave--al igual que reducciones en la grasa pericárdica, que es la segunda capa de grasa alrededor del corazón-- sin duda alguna mejoraran la salud cardiaca entre la población en riesgo.

También vale la pena mencionar que el estudio fue relativamente pequeño en cuanto a la cantidad de ejercicio necesario para impulsar dichos cambios benéficos. Los participantes hicieron ejercicio entre 3.5 y seis horas a la semana (y terminaron el programa con una expedición de trekking de 12 días), que es un objetivo razonable para la mayoría de las personas.

Además, los beneficios fueron adquiridos únicamente por el ejercicio; no se hicieron otros cambios de estilo de vida o en la alimentación, lo que demuestra el efecto poderoso de llevar una vida activa con el fin de mejorar su salud—aunque ya haya sido diagnosticado con una enfermedad potencialmente crónica como la diabetes tipo 2.

Tendinopatía Versus Tendinitis

Claramente no desearía que el dolor en el tendón se interpusiera en sus entrenamientos regulares, por lo que si esto se aplica en usted, sería prudente que viera a un fisioterapeuta experimentado en tratar la tendinitis.

Desafortunadamente, la mayoría de lesiones de tendón son tratadas automáticamente al igual que los problemas inflamatorios y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés), a menudo en combinación con inyecciones de corticosteroides. Esto no tratará la causa subyacente de su dolor en los tendones y podría exponerlo a efectos secundarios innecesarios.

Gran parte del problema es que la tendinopatía a menudo es utilizada como sinónimo de la tendinitis, pero no son lo mismo. Este último, tendinitis, involucra la inflamación en el tendón, mientras que la tendinopatía involucra el agotamiento de colágeno en el tendón en respuesta a la sobrecarga crónica.8

Los métodos de tratamiento para la tendinitis y la tendinopatía son notablemente diferentes, y el tratamiento de esta última con NSAIDS en realidad podría empeorar el padecimiento.

Si bien tratar la inflamación podría ser útil para la tendinitis, el tratamiento para la tendinitis involucra romper el ciclo de lesiones y optimizar la producción de colágeno para que el tendón pueda recuperar la fuerza normal. Un artículo publicado en la Revista Internacional Therapeutic Massage & Bodywork explicó detalladamente las diferencias:9

"Si piensa en la tendinitis, pensará en el dolor y ardor en la zona afectada, menor fuerza y  flexibilidad y dolor causado por las actividades cotidianas. Pues resulta que, la tendinosis es más comúnmente responsable de estos síntomas, y no la tendinitis.

La tendinitis es la inflamación en el tendón y es la causa de micro-desgarres que ocurren cuando la unidad musculotendinosa tiene demasiada carga con una fuerza de tensión que es demasiado pesada y/o demasiado repentina.

La tendinitis todavía sigue siendo un diagnóstico muy común, aunque cada vez más investigaciones documentan que la tendinitis a veces es confundida por tendinosis.

La tendinosis es una condición que involucra el agotamiento de colágeno en el tendón en respuesta a la sobrecarga crónica; cuando continua con el uso excesivo sin darle tiempo al tendón para curarse y descansar, como en el caso de lesiones por esfuerzo repetitivo, se desarrolla la tendinosis...

El objetivo del tratamiento más prominente para la tendinitis es reducir la inflamación, un padecimiento que no se presenta en la tendinosis.

De hecho, algunos tratamientos para reducir la inflamación están contraindicados en la tendinosis. El ibuprofeno, un antiinflamatorio no esteroideo, está relacionado con inhibir la reparación de colágeno.

En un estudio, las inyecciones de corticosteroides que inhiben la reparación de colágeno, mostraron ser un factor que predice desgarres subsecuentes en los tendones".

Opciones de Tratamiento para la Tendinopatía

Si tiene tendinopatía, un fisioterapeuta u otro especialista pueden ayudarle a recuperarse, aunque el proceso de curación puede tardar meses. Es importante encontrar un proveedor de cuidado de la salud experto en tendinopatía (lo contario a la tendinitis). Las recomendaciones de tratamiento y el cuidado personal podrían incluir:10

Cuando aplica apropiadamente los cambios ante

Descanso, sobre todo al inicio del tratamiento. Es importante tomarse un descanso de las tareas repetitivas.

Ajustar los dispositivos ergonómicos y biomecánicos. Los pequeños cambios, como tocar más ligeramente las teclas del teclado y mantener las muñecas en una posición neutra mientras escribe, podrían hacer una gran diferencia.

Utilice el apoyo adecuado, incluyendo o cinta adhesiva o soportes, en caso de ser necesario, con el fin de reducir la tensión en el tendón.

Estírese y manténgase en movimiento. Esto ayudará a aumentar la circulación, apoyar el proceso de curación y alargar la unidad músculo-tendón, que podría ayudar a reducir la degeneración.

Aplique hielo. Esto podría ayudar a resolver la tendinopatía, por razones que aún no son bien entendidas.

Fortalecimiento excéntrico--que involucra el "alargamiento de un músculo mientras esta “contraído o tenso"--ayuda a estimular la producción de colágeno y mejora la fuerza de los tendones.

"... Según la Revista Internacional Therapeutic Massage and Bodywork,11 el alargamiento de un musculo bícep, mientras sostiene una mancuerna en la mano estimulará la contracción excéntrica".

Un fisioterapeuta puede ayudarle a mejorar el beneficio de fortalecimiento excéntrico, estiramientos y otros ejercicios para abordar la tendinopatía.

Masaje. El masaje con fricción puede ayudar a generar nuevo colágeno. La terapia miofascial y puntos gatillo, también podrían ser útiles.

Nutrición. La vitamina C, manganeso y zinc son importantes para la síntesis y producción de colágeno, mientras que la vitamina B6 y la vitamina E son importantes para la salud del tendón.

Cuando aplica apropiadamente los cambios anteriores, es posible eliminar el dolor en los tendones, de acuerdo a la Revista Internacional Therapeutic Massage & Bodywork12

"Si bien es improbable revertir completamente el daño celular, estos tratamientos y recomendaciones de cuidado personal, podrían aumentar la fuerza del tendón, al detener el ciclo de la lesión, introducir colágeno saludable en el área, abordar los cambios vasculares poco saludables, y disminuir la profusión de sustancia basal.

El tratamiento adecuado de la tendinosis debería eliminar o reducir significativamente el dolor, aumentar el rango de movimiento, aumentar la fuerza y ayudarle al paciente a regresar a sus actividades diarias, normales y sin dolor. "

¿Qué Más Podría Ayudarle a Superar o Prevenir la Diabetes Tipo 2?

La diabetes tipo 2 implica la pérdida de sensibilidad a la insulina y la leptina, que es fácilmente prevenible, y casi el 100 % reversible sin medicamentos, al enfocarse en su alimentación y otros hábitos en su estilo de vida, como el ejercicio, el sueño y el ayuno intermitente.

Le invito a que haga un inventario de estilo de vida para ver en qué áreas podría mejorar y para implementar los siguientes consejos.

Además, asegúrese de controlar el nivel de insulina en ayunas. Esto es tan importante como monitorear el azúcar en la sangre en ayunas. Lo ideal sería que su nivel de insulina en ayunas estuviera entre 2 y 4. Entre más alto sea su nivel, mayor será la resistencia a la insulina, y más riguroso tendría que ser con su plan de tratamiento, sobre todo cuando se trata de modificar su alimentación.

  • Intercambie los alimentos procesados, todas las formas de azúcar-particularmente fructosa-, así como todos los granos, por alimentos frescos y enteros. Una razón principal por la que se falla con el tratamiento convencional para la diabetes durante los últimos 50 años tiene que ver con las recomendaciones alimentarias seriamente defectuosas.
  • La fructosa, granos, y otros tipos de carbohidratos almidonados que se convierten en azúcar son en gran parte responsables de las reacciones adversas de insulina de su cuerpo, y todos los azúcares y granos--incluso granos "saludables", como los enteros y orgánicos--necesitan ser reducidos drásticamente.

    Si es resistente a la insulina/leptina, tiene diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, o sobrepeso, sería prudente limitar su consumo total de fructosa a 15 gramos por día hasta que su resistencia a la insulina/leptina se haya resuelto. Esto incluye el 80 por ciento de las personas que viven en Estados Unidos.

    Para todos los demás, recomiendo limitar su consumo de fructosa al día de 25 gramos o menos, para mantener una salud óptima. La manera más fácil de hacer esto es al reemplazar los alimentos procesados por alimentos enteros, de preferencia orgánicos.

    Esto quiere decir cocinar desde cero con ingredientes frescos. Los alimentos procesados son la fuente principal de los culpables, incluyendo el jarabe de maíz de alta fructosa y otros azucares, granos procesados, grasas trans, endulzantes artificiales y otros aditivos sintéticos que podrían agravar su disfunción metabólica.

    Además de fructosa, las grasas trans (NO grasa saturada) aumentan el riesgo de diabetes al interferir con sus receptores de insulina.13

    Las grasas saturadas saludables no tienen ninguno de estos efectos adversos en la salud.

    Debido a que está eliminando una cantidad grande de energía (carbohidratos) de su alimentación cuando se disminuye su consumo de azúcares y granos, es necesario sustituirlos por algo. El sustituto ideal es una combinación de:

    • Cantidad baja-moderada de proteínas de alta calidad. Las cantidades importantes de proteínas se pueden encontrar en la carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres y los frutos secos.
    • Al seleccionar proteínas de origen animal, asegúrese elegir carnes, huevos y productos lácteos de animales criados orgánicamente o con pastura, con el fin de evitar complicaciones potenciales en la salud causados ​​por la alimentación animal transgénica y pesticidas.

      La mayoría de las personas en Estados Unidos consume demasiada proteína, así que tenga cuidado con la cantidad. Creo que es muy rara la persona que realmente necesite más de medio gramo de proteína para libra de masa corporal magra.

      Las personas que hacen ejercicio agresivamente o que están en competencias y las mujeres embarazadas deben consumir un 25 por ciento más, pero la mayoría de la gente rara vez necesita más de 40 a 70 gramos de proteína al día.

    • Grandes cantidades de grasa saludable de alta calidad (saturada y monoinsaturada). Para una salud óptima, la mayoría de las personas necesitan más de 50-85 por ciento de sus calorías diarias en forma de grasas saludables. Algunas buenas fuentes son el coco, aceite de coco, aguacate, mantequilla, nueces y grasas animales.
    • Recuerde que la grasa es alta en calorías mientras que es menor en términos de su volumen. Así que su plato debe contener más vegetales

    • Grandes cantidades de vegetales sin almidón
  • Haga ejercicio con regularidad e intensamente. Los estudios han demostrado que el ejercicio, incluso sin enfoque para pérdida de peso, aumenta la sensibilidad a la insulina.14 El entrenamiento en intervalos alta intensidad (HIIT), que es un componente central de mi programa Peak Fitness, ha demostrado mejorar la sensibilidad a la insulina hasta en un 24 % en tan sólo cuatro semanas.
  • Mejore su relación de omega-3 y omega-6. La alimentación occidental actual tiene demasiadas grasas de omega-6 procesadas ​​y dañadas y muy pocas grasas omega-3.
  • Las principales fuentes de grasas de omega-6 son el maíz, la soya, la canola, el cártamo, el maní y el aceite de girasol (los dos primeros son típicamente transgénicos, lo que complica aún más las cosas). Nuestros cuerpos evolucionaron para una óptima relación de 1:1 de omega-6 y omega-3.

    Sin embargo, nuestra relación se ha deteriorado a 20:01 y 50:1 a favor de las grasas omega-6. Esta relación desigual tiene consecuencias gravemente perjudiciales en la salud. Para remediar esto, reduzca el consumo de aceites vegetales (esto significa no cocinar con ellos, y evitar los alimentos procesados), y aumentar las grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de kril.

    También debería incluir en su alimentación grasas omega-3 de origen vegetal encontradas en el aceite de nuez y el aceite de linaza. Sólo recuerde que estas no pueden reemplazar las grasas de omega-3 de origen animal.

  • Mantenga niveles óptimos de vitamina D durante todo el año. Una nueva evidencia apoya firmemente la idea de que la vitamina D es muy benéfica no sólo para la diabetes. La forma ideal para optimizar su nivel de vitamina D es mediante la exposición a la luz del sol, o mediante el uso de una cama de bronceado segura.
  • Como último recurso, considere monitorear regularmente su vitamina D junto con un suplemento oral, para confirmar que está tomando suficiente vitamina D para obtener sus niveles sanguíneos en el rango terapéutico de 50-70 ng/ml. También tenga en cuenta que si usted toma suplementos de vitamina D, crea una mayor demanda de vitamina K2.

  • Duerma lo suficiente todas las noches. La falta de sueño parece aumentar el estrés y el azúcar en la sangre, estimulando la resistencia a la insulina y leptina y aumento de peso.
  • En un estudio de 10 años de duración, de las 70,000 mujeres libres de diabetes, los investigadores descubrieron que las mujeres que dormían menos de cinco horas o más de nueve horas cada noche eran 34 por ciento más susceptibles a desarrollar síntomas de diabetes que las mujeres que dormían entre siete y ocho horas cada noche.15 Si usted está teniendo problemas para dormir, intente las sugerencias en mi artículo "33 Secretos para dormir bien durante la noche"

  • Mantenga un peso corporal saludable. Si usted incorpora los cambios recomendados anteriormente en su alimentación y estilo de vida, mejorara en gran medida su sensibilidad a la insulina y leptina, y con el tiempo tendrá un cuerpo saludable. Determinar un peso ideal saludable involucra varios factores, incluyendo su altura, edad, nivel de actividad general y su genética. Como norma general, busque una tabla de índice cintura/cadera.
  • Esto es mucho mejor que el índice de masa corporal para evaluar si podría o no tener un problema de peso, ya que el índice de masa corporal no puede determinar la forma muscular ni su masa grasa intra-abdominal (la grasa visceral peligrosa que se acumula alrededor de los órganos internos), que es un potente indicador de la sensibilidad a la leptina y muchos problemas de salud relacionados.

  • Incorpore el ayuno intermitente. Si ha seguido al pie de la letra las directrices de alimentación y ejercicio y todavía no nota suficientes mejoras en su peso o salud en general, recomiendo encarecidamente incorporar el ayuno intermitente. Esto imita eficazmente los hábitos alimenticios de nuestros antepasados, que no tenían acceso a alimentos o súpermercados durante todo el tiempo.
  • Ellos pasaban por periodos de escases y abundancia y la reciente investigación muestra que este ciclo produce un número de beneficios bioquímicos, incluyendo mejor sensibilidad a la insulina, triglicéridos bajos y otros biomarcadores de la salud y pérdida de peso.

    Mantenga su horario de ayuno intermitente hasta que haya mejorado su resistencia a la insulina/leptina (o hasta que normalice su peso, presión arterial, niveles de colesterol o diabetes). Después de eso, solo necesita hacerlo según sea necesario para mantener un estado saludable.

  • Optimice su salud intestinal. Su intestino es un ecosistema vivo, lleno de bacterias buenas y malas. Múltiples estudios han demostrado que las personas obesas tienen diferentes bacterias intestinales que las personas delgadas. Entre más bacterias buenas tenga, más fuerte es su sistema inmunológico y mejor funcionara todo su cuerpo.
  • Se ha descubierto que las bacterias intestinales afectan su función cerebral y también desempeñan un papel en el desarrollo de la diabetes. Afortunadamente, optimizar su flora intestinal es relativamente fácil.

    Usted puede poblar nuevamente su cuerpo con buenas bacterias al comer regularmente alimentos fermentados (como natto, queso crudo u orgánico, miso y vegetales fermentados)

  • Consuma cantidades adecuadas de magnesio. El magnesio juega un papel clave al prevenir la desregulación de la insulina y la diabetes tipo 2 - sin embargo, el 80 % de las personas que viven en los Estados Unidos probablemente son deficientes de magnesio.
  • Un estudio encontró que las personas que consumían mayores cantidades de magnesio redujeron el riesgo de problemas metabólicos en un 71 %.16

    La mejor fuente de magnesio son los alimentos enteros y orgánicos, especialmente los vegetales de hoja verde; Otras buenas fuentes incluyen algas, semillas de calabaza secas, cacao sin azúcar, mantequilla de almendras, linaza y lactosuero, pero podría ser difícil obtener lo suficiente solamente de su alimentación.

    De las muchas formas de suplementos de magnesio disponibles en la actualidad, una nueva forma llamada treonato de magnesio muestra una particular promesa debido a su capacidad de penetrar en las membranas celulares

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 British Journal of Sports Medicine January 14, 2016
  • 2 Foot Ankle Int. 2008 May;29(5):498-501
  • 3 Med Sci Sports Exerc. 2012 Feb;44(2):225-31
  • 4 Adv Physiol Educ. 2014 Dec;38(4):308-14
  • 5 J Appl Physiol. 2011 Dec;111(6):1554-60
  • 6 Radiology June 25, 2013
  • 7 American Heart Association, Cardiovascular Disease & Diabetes
  • 8, 9, 10, 11, 12 Int J Ther Massage Bodywork. 2012; 5(1): 14–17
  • 13 Clinical Endocrinology & Metabolism June 27, 2014 [Epub ahead of print]
  • 14 Diabetologia. 2014 May;57(5):927-34
  • 15 Greenmedinfo.com June 28, 2014
  • 16 Nutrients September 27, 2013