Ocultar
Perdida del Oido

Historia en Breve -

  • Aproximadamente, 48 millones de personas en Estados Unidos reportan algún nivel de pérdida auditiva, lo que puede reducir el potencial de ingresos, aumentar la fatiga auditiva y causar aislamiento social
  • La reciente investigación vincula el ejercicio consistente con una reducción de la pérdida auditiva relacionada con la edad en los ratones, los principales investigadores también creen que puede reducir el daño en las estructuras auditivas relacionado con la edad en los seres humanos
  • Recomiendo un programa de ejercicios que incluya entrenamiento en intervalos de alta intensidad, estiramiento, ejercicios para el core y movimiento diario
 

¿Podría el Ejercicio Prevenir la Pérdida Auditiva?

Enero 20, 2017 | 5,055 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por el Dr. Mercola

Aproximadamente el 20 % de las personas que viven en Estados Unidos o 48 millones de personas, reportan tener algún tipo de pérdida auditiva.1 Este porcentaje asciende a casi 33 % entre las personas mayores de 65 años. Desafortunadamente, la pérdida auditiva puede tener repercusiones significativas.

De acuerdo con Hearing Loss Association of America (HLAA), a medida que aumenta la pérdida auditiva, disminuyen los ingresos laborales.2 Los hombres experimentan pérdida auditiva  casi dos veces más que las mujeres entre las edades de 20 y 69 años.3

Mientras que el ruido es la razón principal por la pérdida auditiva, la mayoría de las personas esperan hasta siete años antes de buscar ayuda.4 La audición es un parte integral de lo que hace cada día.

Usted depende de su  audición para comunicarse con las personas, interactuar con su entorno y apreciar su relación con el mundo que le rodea.

La pérdida de esta capacidad tiene un impacto significativo en la salud mental y emocional, al igual que  cambiar la manera en que interactúa regularmente. Investigaciones recientes sugieren que el ejercicio puede ayudarle a proteger su audición o reducir la pérdida de audición a medida que envejece.

Cómo Escucha

La manera en que escucha es una integración única de un sistema complejo que comienza con ondas sonoras y termina en su cerebro. Cuando sabe cómo su cuerpo interpreta estas ondas sonoras en palabras y ruido reconocible, tiene un mejor entendimiento sobre cómo proteger su audición.

Todo comienza con la forma y molde de sus oídos en el exterior de su cabeza y termina con las terminaciones nerviosas que viajan a su cerebro. Este breve video explica cómo puede desarrollarse la pérdida auditiva.

Cuando se genera un sonido, crea ondas en el aire que son capturadas por el oído externo y canalizadas a través de su canal auditivo.5 La forma del oído externo aumenta la cantidad de sonido que llega al oído situado al final del canal auditivo externo.

Estas ondas hacen que el tímpano vibre, lo que estimula que tres pequeños huesos en el oído interno entren en movimiento.6 La vibración de estos tres pequeños huesos, la más grande de ellas de sólo 8 milímetros (.3 pulgadas) de largo, luego llega a los diminutos pelos en la cóclea.

Esta estructura se parece a una diminuta concha de caracol y está llena de 25 000 pequeños pelos a lo largo de la superficie que convierten las vibraciones en impulsos o señales eléctricas.7 Estas señales viajan a través del nervio auditivo hacia su cerebro, donde se interpreta y posteriormente se comprende.

Debido a que hay varias estructuras involucradas con la audición, también hay cuatro tipos diferentes de pérdida auditiva que puede experimentar:

Pérdida auditiva neurosensorial, el origen del problema existe dentro de la cóclea y otras estructuras circundantes. Muchas personas que tienen este tipo de pérdida dicen que oyen el sonido, pero su cerebro no lo interpreta correctamente y no entienden lo que están escuchando.8

La pérdida auditiva conductiva está relacionada con los problemas del oído externo o medio. La pérdida auditiva mixta es una mezcla de pérdida conductiva y neurosensorial. En algunos casos, las personas pierden la audición de un solo oído.

Esto se conoce como sordera unilateral. El tipo de pérdida determinará las opciones de tratamiento disponibles, desde audífonos para sordera hasta implantes cocleares o medicamentos.

La Investigación Vincula el Ejercicio con una Menor Pérdida Auditiva

Los beneficios del ejercicio no sólo son para la pérdida de peso, mejor densidad ósea y capacidad cardiovascular para apoyar su sistema inmunológico.9 Ahora la investigación ha vinculado el ejercicio aeróbico con un menor desarrollo de pérdida auditiva a medida que envejece.10

Con el uso de ratones, los investigadores demostraron que los sedentarios perdieron importantes estructuras auditivas, es decir células capilares y capilares estriados, en la cóclea.11

Los ratones que hacían ejercicio experimentaron una pérdida auditiva del 5 % durante sus vidas, mientras que los ratones sedentarios sufrieron una pérdida auditiva de 20 %, en promedio. Los investigadores estiman que el 70 % de la pérdida auditiva en personas mayores de 70 años de edad tiene una relación con la pérdida de estas estructuras.

Sus células capilares perciben ondas sonoras y, los capilares estriados proveen oxígeno esencial a su sistema auditivo. También, quienes son afectados por la pérdida auditiva relacionada con la edad son el ganglio espiral en su sistema coclear, que son responsables de enviar el sonido de la cóclea a su cerebro.

Su sistema auditivo nunca deja de funcionar ni tampoco se apaga. Esto requiere de mucha energía, lo que a su vez necesita de un constante suministro de oxígeno y nutrientes. Los daños en los capilares estriados pueden provocar daños a largo plazo en la cóclea y, de esta manera causar pérdida auditiva.

Los investigadores separaron los ratones en dos grupos y monitorearon su comportamiento y ejercicio durante sus vidas. Los ratones a los que se les proporcionó con una rueda giratoria corrieron un promedio de 7.6 millas por día a los 6 meses de edad  y un promedio de 2.5 millas al día para su segundo cumpleaños.

Estos ratones fueron comparados con el segundo grupo que no tenía acceso a una rueda giratoria y eran sedentarios. Los investigadores descubrieron que el ejercicio parecía reducir el efecto de la inflamación relacionada con la edad y la pérdida auditiva en los ratones.

Ellos propusieron que el ejercicio en los seres humanos también podría ayudar a reducir el daño a las estructuras auditivas con el avance de la edad. El coautor Christiaan Leeuwenburgh, Ph.D., profesor y vicepresidente de la investigación del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento, comentó:12

"El ejercicio probablemente libera algunos factores de crecimiento que aun no hemos descubierto, los cuales mantienen la densidad capilar en comparación con los animales de control que no hicieron ejercicio. Además, el ejercicio puede liberar otros factores beneficiosos, pero también puede atenuar y mitigar los factores negativos, como la inflamación”.

Pérdida Auditiva Relacionada con Otras Condiciones de Salud

La pérdida auditiva tiene un impacto significativo en la vida de los enfermos. Además de reducir su potencial de ingresos, las personas que experimentan pérdida auditiva también tienen  mayor riesgo de depresión.13

Un estudio realizado por el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento encontró que las personas con pérdida auditiva sin tratar eran más propensas a estar deprimidas, ansiosas o paranoicas.

Los investigadores también encontraron que las personas que no trataron su pérdida auditiva tenían menos probabilidades de participar en actividades sociales organizadas. El rechazo social, la soledad, aislamiento o abstenerse de las situaciones sociales organizadas aumenta el riesgo de depresión.

La pérdida auditiva también reduce la capacidad de estar atento a las señales ambientales que pueden indicar situaciones peligrosas, lo que aumentaría así el riesgo de un accidente.14

La pérdida auditiva es una discapacidad invisible que a menudo se pasa por alto, e incluso puede esconder un mayor riesgo de demencia. Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins, encontraron  un vínculo sólido entre el grado de pérdida auditiva y el riesgo de demencia.15

Aunque los investigadores definitivamente no relacionaron el tratamiento temprano con los audífonos para la sordera con un menor riesgo de demencia, hubo una correlación entre el riesgo de demencia y severidad de la pérdida auditiva. Los investigadores también han identificado la pérdida auditiva como un factor en  una menor percepción de la calidad de vida en los ancianos.16

La combinación de una mala calidad de vida y la pérdida auditiva puede complicar el diagnóstico y el pronóstico de las personas que padecen demencia.

Los Beneficios del Ejercicio Sobrepasan una Mejor Audición

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), sólo el 20 % de las personas en los Estados Unidos hace suficiente ejercicio.17 Si bien el ejercicio es una forma notable de ayudar a prevenir la pérdida auditiva relacionada con la edad, también tiene muchos otros importantes beneficios para su salud y bienestar general.

Aumenta la Salud Cerebral

Las técnicas de neuroimgaen han demostrado el valor del ejercicio para mejorar las funciones cognitivas.18 La actividad aeróbica reduce la pérdida del tejido cerebral relacionada con la edad y mejora los aspectos funcionales del pensamiento de orden superior.

Las personas que son activas también son capaces de enfocar su atención al medio ambiente y procesar la información más rápidamente que las personas sedentarias. También tienen un menor riesgo de demencia.19

Mejora su Estado de Ánimo

El ejercicio también ayuda a inducir un estado natural de calma,20 y dentro de los 5 minutos después del ejercicio moderado, a menudo experimentará un efecto de mejor humor.21

Las mejoras en el estado de ánimo a corto y largo plazo se presenciaron en personas que rutinariamente hacían ejercicio, así como menores niveles de ansiedad. El ejercicio también está relacionado con tasas más bajas de depresión, y se recomienda como un tratamiento en las personas que sufren de depresión clínica.22

Mejora su Piel

La reducción del estrés y producción de cortisol en las glándulas suprarrenales también pueden afectar su piel. Una mayor circulación y flujo sanguíneo debido al ejercicio significa que su sangre tendrá más oxígeno y nutrientes.

Aumentar la masa muscular magra bajo la piel, parece ser algo más complicado. Para lograr esto es mejor incorporar el entrenamiento de resistencia en su rutina.

Disminuye el Proceso de Envejecimiento

El ejercicio mejora su flexibilidad, su calidad de sueño y reduce el riesgo de muchas enfermedades crónicas. También provoca cambios en el contenido y actividad de las enzimas mitocondriales, que aumentan la producción de energía celular y la formación de nuevas mitocondrias, que es importante para la energía a nivel celular.23

Estos cambios retardan o revierten significativamente el declive de la masa mitocondrial relacionada con la edad.

Recuperación Más Rápida de una Enfermedad Crónica

El ejercicio es importante para la recuperación y tratamiento del cáncer, depresión, ansiedad, diabetes y osteoartritis, por mencionar algunas enfermedades crónicas que responden bien al ejercicio estructurado.

Mejora sus Esfuerzos de Pérdida de Peso

Uno de los beneficios de utilizar un programa consistente de entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) es que su cuerpo empieza a utilizar la grasa como su fuente principal de combustible.

Los investigadores también han demostrado que cuando las personas inactivas y sanas hacen ejercicio ligero pero intenso, esto produce un cambio inmediato en el ADN, algunos de ellos promueven la quema de grasa.24

Puede Hacer Ejercicio Pocos Minutos Cada Día

Para obtener los beneficios del ejercicio, no tiene que entrenar como si fuera a competir en los Juegos Olímpicos.

De hecho, la investigación ha demostrado que los hombres inactivos y con sobrepeso de mediana edad podrían mejorar su nivel de condición física al hacer ejercicio intenso por tan sólo 12 minutos a la semana, o cuatro minutos tres días a la semana.25

Los investigadores compararon a las personas que hicieron ejercicio durante 16 minutos tres veces a la semana contra un grupo de personas que hacia ejercicio cuatro minutos tres veces a la semana. Descubrieron beneficios notables en ambos grupos. Otras investigaciones encontraron beneficios en la sensibilidad a la insulina con tan solo tres minutos de HIIT a la semana.26

Iniciar un Programa de Ejercicios

Comience con el pensamiento de que es mejor hacer ejercicio duro durante un corto período de tiempo que pasar una hora haciendo ejercicio cardiovascular.

Si bien su principal motivación para hacer ejercicio podría ser la pérdida de peso, es posible que continúe con el programa con el objetivo de experimentar los beneficios de su salud física y mental.27

Para aprovechar los máximos beneficios de cualquier entrenamiento, le recomiendo participar en un programa completo que incluya HIIT, entrenamiento de pesas, estiramiento y ejercicios para la zona core. Una de las cosas más importantes para mejorar la salud en este año es permanecerse en movimiento lo más que le sea posible durante el día.

Caminar aproximadamente  10 000 pasos es una buena meta diaria ya que el movimiento que no involucra hacer ejercicio es esencial para una buena salud.

Si tiene un problema médico subyacente o ha sido sedentario, sería recomendable que lo consultara con su médico para asegurarse de que su corazón y cuerpo puedan hacer ejercicio duro con el programa HIIT.

Cómo Utilizar HIIT de Manera Eficaz

En este video le muestro que hacer un programa HIIT en una máquina elíptica La clave para realizar un programa HIIT es incrementar su ritmo cardíaco a su umbral anaeróbico, o el punto en que su cuerpo está quemando oxígeno más rápido de lo que puede proveerle a sus células.

Sabrá que esta alcanzado este umbral cuando no tenga aliento y sólo pueda mantener ese ritmo durante un corto tiempo.

Usted puede hacer el programa HIIT en casa con sus propias maquinas, incluyendo una bicicleta, remo, correr o cualquier otro ejercicio aeróbico. Si no tiene maquinas en casa, puede hacer este mismo programa en su bicicleta, remando en una laguna o salir a correr por la calle. He aquí un resumen de los puntos clave:

1. Caliente durante tres minutos.

2. Haga ejercicio tan duro y rápido como pueda durante 30 segundos. Al final de este período de 30 segundos, debe alcanzar estos marcadores:

No tendrá oxígeno y tendrá dificultad para respirar

Comenzará a sudar profusamente. Por lo general, esto ocurre en la segunda o tercera repetición, a menos que normalmente no sude mucho, lo que podría ser una indicación de un problema con la tiroides

Su temperatura corporal aumentara

Sentirá un ardor muscular mientras aumenta el ácido láctico

3. Recupérese durante 90 segundos.

4. Repita el ejercicio de alta intensidad, recupérese y vuelva hacer de cinco a siete repeticiones más. Si no tiene buena condición física, comience con dos o tres repeticiones y eventualmente trate de llegar a ocho repeticiones

Proteja su Audición

El ejercicio podría ayudarle a reducir la pérdida auditiva relacionada con la edad, pero hay otras medidas preventivas que puede tomar para proteger su audición a medida que envejece.

Evite el ruido fuerte. Aproximadamente el 18 % de los adultos con pérdida auditiva de alta frecuencia entre las edades de 20 y 69 años reportaron haber estado expuestos al ruido durante cinco o más años en el trabajo, en comparación con el 5.5 % de los adultos con pérdida auditiva que no reportan exposición al ruido en el trabajo.28

La pérdida auditiva causada por ruido (NIHL) podría ser inmediata o tomar más tiempo para mostrar los síntomas.29 En algunos casos, la pérdida podría ser temporal, como después de una fuerte explosión. Sin embargo, el daño después de un incidente también puede ser permanente.

Lleve una alimentación saludable. Entre los nutrientes que han demostrado ser más beneficiosos para proteger y mejorar la audición son los carotenoides (astaxantina y vitamina A),30 folato,31 zinc32 y magnesio.33

Estos nutrientes podrían beneficiar la audición al protegerla contra el estrés oxidativo en la cóclea, mejorando el flujo sanguíneo, el metabolismo de la homocisteína y evitando el daño de los radicales libres.

Poner a prueba sus habilidades de escucha. Escuchar sonidos e interpretar el significado en su cerebro requieren dos habilidades diferentes. Al entrenar a su cerebro para que distinga el sonido de manera más eficaz, también podría ayudar a reducir la fatiga auditiva.

Tres áreas de su cerebro están conectadas con su capacidad para oír e interpretar el sonido. Éstos son el área de Broca (que produce el discurso), el área de Wernicke (discurso comprensivo) y su lóbulo temporal que controla lo que escucha.

Con la pérdida auditiva, su cerebro tiene que trabajar más y concentrarse más para lograr los mismos resultados que antes que se presentara la pérdida auditiva, lo que aumenta los problemas de comunicación y causaría fatiga.34 Si experimenta una pérdida auditiva leve, practicar y pulir sus habilidades de comprensión auditiva y entendimiento puede ayudar a reducir esta fatiga.

[+] Fuentes y Referencias