La Actividad Física en la Infancia está Vinculada a Mejor Aprovechamiento en Lectura y Matemáticas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 19, 2017 | 5,137 vistas

Historia en Breve

  • Las investigaciones recientes indican que tener un corazón y pulmones saludables podría ser uno de los factores más importantes para las buenas calificaciones de los estudiantes de secundaria en lectura y matemáticas. Con el fin de mejorar el rendimiento académico, los autores exhortan a las escuelas a reevaluar sus políticas que limitan la participación de los estudiantes en las clases de educación física
  • Estudios previos han demostrado que los niños que se ejercitan con regularidad casi duplican sus calificaciones en lectura. Treinta minutos en una caminadora permitieron a los estudiantes resolver problemas con hasta 10 % más eficacia
  • Se ha descubierto que el entrenamiento aeróbico y de resistencia es igual de importante para mantener la salud cognitiva y cerebral. La actividad aeróbica puede mejorar la capacidad para coordinar múltiples tareas y la habilidad para realizar un trabajo durante periodos prolongados, además, el entrenamiento de resistencia parece mejorar su habilidad para enfocarse en medio de distracciones. En general, el ejercicio tiende a mejorar la capacidad de trabajar juntas, de las diferentes partes del cerebro
  • El ejercicio intermitente, es decir, el entrenamiento de intervalos de alta intensidad, es una excelente forma de ejercicio para niños y adultos.

Por el Dr. Mercola

Si su hijo tiene dificultades en la escuela, puede ser bueno evaluar su nivel de actividad y condición física.

Los investigadores han encontrado varias conexiones entre la actividad física y la salud cerebral, la cual tiene un impacto natural en todas las áreas de la actividad cerebral, como en las habilidades cognitivas del pensamiento y la memoria.

De acuerdo con un estudio de la Universidad del Norte de Texas que fue presentado hace poco en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología, tener un corazón y pulmones saludables puede ser uno de los factores más importantes para que los estudiantes de secundaria obtengan buenas calificaciones en matemáticas y lectura.1

Según el coautor Trent A. Petrie, PhD:

"La salud cardiorrespiratoria fue el único factor que se encontró de manera constante por su impacto en las calificaciones de niños y niñas en las pruebas de lectura y matemáticas... Esto proporciona más evidencia de que las escuelas necesitan volver a analizar las políticas que han limitado la participación de los estudiantes en las clases de educación física".

De hecho, hay muchas pruebas que acreditan el hecho de que si valora su capacidad intelectual y la de sus hijos, querrá asegurarse de que el ejercicio sea un aspecto habitual en su vida y la de su familia.

Investigaciones anteriores también ha descubierto vínculos entre la aptitud física y la agudeza mental en personas de la tercera edad, por lo que el ejercicio es igualmente importante para las personas de cualquier edad.

La Actividad Física Podría Significar Mejores Calificaciones

Un programa de prueba realizado hace dos años en la Naperville Central High School en Illinois, cerca de nuestras oficinas en Chicago, demostró el poder que tiene el ejercicio para impulsar el rendimiento escolar de manera eficaz.

Los estudiantes participaron en un programa dinámico de ejercicios matutinos al principio del día y tuvieron acceso a bicicletas estáticas y pelotas en sus aulas durante todo el día. Los resultados fueron asombrosos.

Quienes participaron, casi duplicaron sus calificaciones en lectura2 La investigación también ha demostrado que después de 30 minutos en una caminadora, los estudiantes resuelven problemas hasta con un 10 % más eficacia.

Otra prueba más reciente de 14 estudios3 que van desde tan sólo 50 participantes hasta 12 000, también demostró que cuanto más físicamente activos sean los estudiantes, tendrán mejor desempeño académico. Según los autores:

"Por lo general, la actividad física y los deportes son promovidos por su efecto positivo en la salud física de los niños, la participación regular en la actividad física durante la infancia se asocia con una disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en la juventud y edad adulta.

También hay cada vez más documentos que sugieren que la actividad física tiene efectos beneficiosos en varios aspectos de la salud mental, incluida la calidad de vida en relación con la salud y mejores estados de ánimo.

Además... existe la fuerte creencia de que la participación regular en la actividad física está vinculada a la mejora de la función cerebral y la cognición, lo cual influye el rendimiento académico de forma positiva".

Es evidente la importancia de animar a su hijo a mantenerse activo después de la escuela y durante los fines de semana, con el fin de obtener los maravillosos beneficios de estimulación cerebral que el ejercicio proporciona y que no deben ser subestimados. Aún mejor, sea un ejemplo positivo y manténganse activos juntos como familia.

Lo ideal sería incorporar una variedad de actividades, ya que cada tipo de ejercicio puede ofrecer beneficios únicos para su salud cerebral e incluso puede ayudar a su cerebro a crecer a medida que envejece, en lugar de reducirse, que es la regla.

Un análisis de más de 100 estudios publicados en el Journal of Applied Physiology4 revelaron que tanto el entrenamiento aeróbico como el entrenamiento de resistencia son igual de importantes para mantener el cerebro y la salud cognitiva.

Por ejemplo, se ha descubierto que el ejercicio aeróbico mejora la capacidad de coordinar múltiples tareas--una habilidad necesaria para la mayoría de las personas en el ritmo del mundo actual.

También puede mejorar la capacidad para continuar realizando un trabajo durante períodos prolongados. Por otro lado, el entrenamiento de resistencia, parece mejorar la capacidad de concentración en medio de distracciones.

En general, el ejercicio tiende a mejorar la capacidad de trabajar en conjunto, de las diferentes partes del cerebro. Se cree que estos efectos se deben a cambios en los lóbulos prefrontal y temporal, que causa el ejercicio.

Su Cerebro "En el Ejercicio"

El ejercicio estimula al cerebro a trabajar a su máxima capacidad lo que hace que las células nerviosas se multipliquen, fortalece las interconexiones y las protege de los daños.

Las pruebas en animales han demostrado que durante el ejercicio, las células nerviosas liberan proteínas conocidas como factores neurotróficos.

Uno en particular, llamado factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés), desencadena una variedad de otros productos químicos que promueven la salud neuronal y beneficia de forma directa a las funciones cerebrales, incluido el aprendizaje. Además, el ejercicio proporciona efectos protectores a su cerebro a través de:

El aumento de los niveles de norepinefrina y endorfinas, da como resultado una reducción del estrés y mejora el estado de ánimo.

Un estudio realizado en primates en el año 20105 fue publicado en la revista Neuroscience y también reveló que el ejercicio regular no sólo mejoró el flujo sanguíneo al cerebro, sino que también ayudó a los monos a aprender nuevas tareas dos veces más rápido que los monos que no se ejercitaban—un beneficio que los investigadores consideran que también podrían tener las personas.

Los Niños se Benefician del Ejercicio de Muchas Maneras

No hay duda de que los niños necesitan ejercitarse, y la mayoría no está haciendo suficiente ejercicio. Menos de un tercio de los niños de 6 a 17 años hacen al menos 20 minutos de ejercicio al día de una forma u otra.

Esto es trágico, si consideramos la gran variedad de beneficios a la salud, a corto y largo plazo, que su hijo puede obtener de un régimen de ejercicio regular, incluyendo:

Reducción del riesgo de sufrir diabetes y pre-diabetes

Mejora del sueño

Huesos más fuertes

Disminución de la inquietud o hiperactividad; ayuda a disminuir los síntomas del ADHD (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad)

Mejora de la función del sistema inmunológico

Mejor estado de ánimo

Pérdida de peso

Incremento de los niveles de energía

Cómo Hacer que sus Hijos se Muevan

En primer lugar, es indispensable limitar la cantidad de tiempo que sus hijos pasan viendo televisión y jugando en su computadora o videojuegos, con el fin de reemplazar algunas de estas actividades sedentarias con ejercicio.

Hay bastantes actividades físicas para elegir, desde deportes y clases de baile hasta gimnasia, paseo en bicicleta o jugar a atrapar a sus amigos. Permita que sus hijos elijan las actividades que les gusten y que sean apropiadas para su edad.

Recuerde que la clave para que los niños se interesen en el ejercicio a temprana edad, es hacerlo divertido. También tenga en cuenta que los ejercicios cortos y espontáneos durante todo el día en realidad son la manera ideal de hacerlo.

Esta es la forma en que el cuerpo fue diseñado para operar, y es lo que estamos imitando al hacer entrenamiento de intervalos de alta intensidad--es decir, breves ráfagas de actividad con períodos de descanso entre cada uno.

Los niños suelen tener este comportamiento de forma espontánea, siempre y cuando se encuentren al aire libre y no encerrados frente a la televisión o pantalla de una computadora.

Al igual que los adultos, los niños también necesitan variedad en sus rutinas de ejercicio para obtener mayores beneficios, así que asegúrese de que su hijo reciba:

Esto puede sonar desalentador, sin embargo, si su hijo participa en una clase de gimnasia, con frecuencia corre por el patio de trás de su perro y anda en bicicleta después de la escuela, será suficiente.

También recuerde que actuar como un ejemplo a seguir al mantenerse activo es una de las mejores maneras de motivar e inspirar a sus hijos. Si sus hijos lo ven ejercitándose como una parte positiva e importante de su estilo de vida, naturalmente seguirán su ejemplo.

Además, es fácil planificar actividades que involucran la actividad de toda la familia y al mismo tiempo sirven como maneras divertidas de pasar tiempo juntos. Senderismo, ciclismo, canotaje, natación y deportes, son excelentes opciones.

Peak Fitness para Niños

Como ya lo mencioné, en realidad el ejercicio intermitente es la forma ideal de ejercitarse y es un elemento clave de mi programa integral Peak Fitness. Aunque puede parecer extremo para algunos, este tipo de ejercicio de gran actividad en corto tiempo, es quizás el más natural de todos los ejercicios para los niños.

Los seres humanos simplemente no estamos diseñados para funcionar a un ritmo constante durante largos períodos de tiempo, y casi nunca se observa ese tipo de comportamiento en la naturaleza.

Las investigaciones son tan claras sobre los grandes beneficios de este tipo de ejercicio--el cual imita la conducta natural--que ahora la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Medicina Deportiva han cambiado sus recomendaciones de cardio aeróbico lento pero constante por ejercicios de entrenamiento de intervalos de alta intensidad.

Los beneficios del entrenamiento de intervalos de alta intensidad incluyen:

Mejora significativa en la sensibilidad a la insulina, en especial si lleva una alimentación baja en alimentos procesados, azúcar o granos

Optimiza sus niveles de colesterol, al combinarlo con una alimentación adecuada

Promueve el metabolismo de las grasas y optimiza el porcentaje de grasa corporal (como resultado de una mejor conservación del azúcar y el glucógeno en los músculos)

Elimina prácticamente la diabetes tipo 2 y la presión arterial alta

Aumenta de manera natural sus niveles de la hormona de crecimiento humano (HGH)

Incrementa su capacidad aeróbica

Instrucciones para Realizar Peak Fitness

Un componente clave es elevar su ritmo cardíaco hasta su umbral anaeróbico (220 menos su edad) durante 20 o 30 segundos, seguido de un período de recuperación de 90 segundos. Dependiendo del nivel de condición física actual de su hijo puede que necesite esforzarse para llegar a los ocho ciclos. Yo recomiendo comenzar con dos o cuatro ciclos, y aumentar poco a poco a ocho.

No hay reglas sobre la manera específica de lograrlo--su hijo podría realizarlo al correr en el patio trasero o en una caminadora, elíptica o bicicleta reclinada (por supuesto, bajo la condición de que tenga la edad suficiente para utilizar estos aparatos de forma segura), o incluso andando en bicicleta al aire libre.

Estos son los principios básicos:

Para obtener información aún más detallada, revise este artículo anterior.

Sepa que el entrenamiento de intervalos de alta intensidad tienen una variedad de beneficios para la salud que no se pueden lograr con cualquier otro tipo de ejercicio.

Para los adultos mayores de 30 años, el beneficio más importante de todos es la producción natural de la hormona del crecimiento humano (HGH), que es esencial para la fuerza, salud general y longevidad.

Por supuesto, los niños y adolescentes no necesitan preocuparse demasiado por la producción de HGH, sin embargo, aún así el entrenamiento de intervalos de alta intensidad puede proporcionarle excelentes beneficios a este grupo de edad ya que puede estimular la pérdida de grasa de manera significativa y ayuda a construir músculo.

También mejora considerablemente el rendimiento y la velocidad atlética, lo que puede ser un gran beneficio para los jóvenes deportistas aspirantes.

En general, este tipo de ejercicio permitirá que su hijo (y usted) logren sus metas de acondicionamiento físico mucho más rápido.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Medical News Today August 6, 2012
  • 2 ABC News April 14, 2010
  • 3 Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine January 2012;166(1):49-55
  • 4 PNAS February 15, 2011 vol. 108 no. 7 3017-3022
  • 5 Neuroscience. 2010 Jun 2;167(4):1239-48.