Mayores Niveles de Testosterona Después de Hacer Ejercicio Podría Ayudar a Restaurar la Mente

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 30, 2017 | 8,201 vistas

Historia en Breve

  • Hacer ejercicios leves activa las neuronas cerebrales del hipocampo, lo que ayuda con la producción de nuevas células cerebrales
  • Hacer ejercicio intenso en breves períodos de tiempo tiene un efecto positivo demostrado, ya que aumenta los niveles de testosterona, que podrían beneficiar a su salud cerebral
  • El ejercicio mejora su salud cerebral, a través de múltiples vías, incluyendo la producción de hormonas, mayor flujo sanguíneo a su cerebro, e inclusive un menor nivel de estrés (la hormona del estrés, el cortisol, podría inhibir la producción de nuevas células cerebrales)
  • Lo mejor es mantenerse activo con un sin número de actividades, ya que cada tipo de ejercicio podría proporcionar beneficios únicos para su salud cerebral e inclusive ayudar a su cerebro a crecer a medida que envejece, en vez de encogerse

Por el Dr. Mercola

Por lo general, la mayoría de los reconocimientos asociados con el ejercicio están orientados hacia los beneficios cardiovasculares que proporciona, y su rol en la pérdida de peso y tonificación muscular/fuerza.

A menudo, se pasa por alto el papel fenomenal que desempeña el ejercicio en apoyar a la salud cerebral, e inclusive, al estimular la producción de nuevas células cerebrales (un proceso llamado neurogénesis).

Ahora, los investigadores han revelado que uno de los mecanismos que hace que el ejercicio sea una herramienta tan poderosa para la salud cerebral, es el impulso natural de la testosterona.

El Ejercicio Aumenta los Niveles de Testosterona Cerebral, lo Que Produce Nuevas Células Cerebrales

El hipocampo es un importante componente cerebral. Pertenece a la parte primitiva de su cerebro conocida como el sistema límbico, y desempeña un rol importante en la consolidación de la información de su memoria a corto plazo en la memoria a largo plazo, así como la navegación espacial.

Un nuevo estudio realizado en animales descubrió que hacer ejercicio leve no solo activa las neuronas del hipocampo, sino que también promueve su crecimiento.

A su vez, en el cerebro, también ayuda con la producción de nuevas células cerebrales.1 A pesar de que en el estudio sólo se utilizaron ratas macho, los científicos creen que estos resultados podrían aplicarse en los seres humanos.

Curiosamente, los investigadores de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago, han descubierto un par de diferentes mecanismos que ayudan a explicar cómo el ejercicio proporciona apoyo en la producción de nuevas células cerebrales.

Al parecer, el ejercicio disminuye la actividad de la proteína ósea morfogenética o BMP, lo que retrasa la producción de las nuevas células cerebrales. Al mismo tiempo, el ejercicio aumenta los niveles de nogina, una proteína cerebral que actúa como un antagonista de BMP.

Cuanta mayor cantidad de nogina esté presente en su cerebro, esto causará que haya una menor actividad de BMP, y por consiguiente, ocurrirán mayores divisiones de células madre y neurogénesis (producción de nuevas células cerebrales).2

¿Cuál es el Mejor Tipo de Ejercicio Para Aumentar los Niveles de Testosterona?

Los investigadores del estudio presentado encontraron que aun, hacer ejercicio de leve a moderado aumenta los niveles de testosterona lo suficiente como para mejorar la salud cerebral.

Además, hacer ejercicio intenso por breves períodos de tiempo tiene un efecto positivo comprobado, ya que aumenta los niveles de testosterona y evita que sus niveles disminuyan de forma habitual debido al envejecimiento (que normalmente empieza a ocurrir alrededor de los 30 años, en el caso de los hombres).

Además, la combinación de ráfagas cortas de ejercicio de alta intensidad, tales como Peak Fitness con un ayuno intermitente, también aumenta los niveles de la hormona del crecimiento.

El ayuno intermitente eleva los niveles de testosterona al incrementar la expresión de las hormonas de saciedad, incluyendo a la insulina, leptina, adiponectina, el péptido-1 similar al glucagón (GLP-1), colecistoquinina (CKK) y las melanocortinas, los cuales son conocidos por potenciar las saludables funciones de la testosterona, y evitar que disminuyan los niveles de la misma, que están relacionados con el envejecimiento.

Podrá obtener más información sobre este tema a través de un artículo escrito anteriormente sobre el ayuno intermitente, y enseguida se encuentra un resumen de lo que podría ser es una típica rutina de Peak Fitness de alta intensidad:

Como puede ver, el entrenamiento completo consiste en tan solo 20 minutos. En realidad, esto es algo maravilloso. Y en esos 20 minutos, durante el 75% de ese tiempo hace calentamiento, se recupera o se calma.

Realmente, solo trabaja intensamente durante cuatro minutos. Si nunca lo ha hecho antes, es difícil de creer que, verdaderamente, podría obtener muchos beneficios al hacer tan solo cuatro minutos de ejercicio intenso, pero eso es todo lo que necesita. Puede ver una demostración en el video del enlace siguiente.

Si Desea Tener Un Cerebro Saludable, es Necesario Hacer Ejercicio

El ejercicio estimula la salud cerebral a través de múltiples vías, muchas de las cuales aún no se han descubierto. Por ejemplo, un estudio reveló que cuando los ratones hacían ejercicio, producían un promedio de 6 000 células cerebrales nuevas en cada milímetro cúbico de tejido muestreado.3

El desarrollo se produjo en el hipocampo, que es considerado el centro de la memoria cerebral, y los ratones mostraron mejorías significativas en la capacidad para recordar sin presentar confusión.

No se sabe exactamente por qué el ejercicio tiene este efecto, pero los investigadores especularon que podría ser debido a los niveles más elevados de las hormonas liberadas, como se comentó anteriormente, aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro, o inclusive disminuye los niveles de estrés (la hormona del estrés, el cortisol, podría inhibir la producción de nuevas células cerebrales).

Las pruebas realizadas en animales han demostrado que al hacer ejercicio sus células nerviosas liberan proteínas conocidas como factores neurotróficos.

Uno en particular, llamado el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés), produce otras numerosas sustancias químicas que promueven la salud de los nervios, y beneficia directamente a las funciones cognitivas, incluyendo mejorar el nivel de aprendizaje. Además, el ejercicio proporciona efectos protectores en el cerebro, a través de:

Así que si valora su capacidad intelectual, deberá asegurarse de que el ejercicio sea una parte regular de su vida.

Mantenerse activo con una variedad de actividades es la mejor elección, ya que cada tipo de ejercicio podría proporcionarle beneficios únicos para su salud cerebral, e inclusive podría ayudar a su cerebro a crecer conforme envejece, en vez de reducir su tamaño — lo que, por desgracia, es algo usual, ya que muchas personas no se mantienen activas conforme envejecen.

El ejercicio es sumamente poderoso, sin embargo, continúa siendo una de las cuestiones más desatendidas de la salud. Si todavía no hace una gran cantidad de ejercicio, ¿Qué es lo que se lo impide?

Tal vez cree que su tamaño le impide hacer ejercicio, o que eso no hará una gran diferencia. Es posible que tenga una discapacidad, o sienta que es demasiado mayor, que no tiene muy buena condición física, o que es demasiado frágil para hacer ejercicio.

Cualquiera que sea la razón, trate de leer estos ejemplos inspiradores, para hacer ejercicio. Al final, sospecho que podría estar listo para hacer el cambio, y por su bien, espero que lo haga.

El ejercicio activa un ciclo de retroalimentación beneficioso que produce mayores niveles de salud en todo su cuerpo, mientras que la falta de ejercicio hace que su salud se encuentre en una espiral descendente, y da pie a que aparezcan enfermedades y envejecimiento prematuro. Los beneficios para la salud de hacer ejercicio se extienden a mucho más que solo sus músculos y cerebro, e incluyen:

Aumenta su capacidad mental y su coeficiente intelectual

Disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer

Desarrolla huesos fuertes

Reduce la presión arterial

Cura el insomnio

Ocasiona pérdida de peso

Alivia el dolor

Equilibra su estado de ánimo y combate la depresión

Aumenta sus niveles de energía

Tiene menos resfriados

Disminuye el riesgo de diabetes y revierte la prediabetes

Disminuye su proceso de envejecimiento

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Proc Natl Acad Sci U S A. 2012 Aug 7;109(32):13100-5.
  • 2 PLoS One October 20, 2009; 4(10):e7506
  • 3 PNASJanuary 19, 2010