Queme Grasa Como Combustible

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 19, 2018 | 37,235 vistas

Historia en Breve

  • Una alimentación baja en grasa y alta en carbohidratos daña la función mitocondrial y contribuye al desarrollo de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes tipo 2, cardiopatías, Alzheimer, cáncer y mucho más
  • Los estudios sugieren que posiblemente la solución ante la epidemia de la obesidad actual es una alimentación baja en carbohidratos y alta grasas – en la que se come con menos frecuencia
  • Cuando su cuerpo quema grasa como combustible, su hígado genera cetonas, grasas hidrosolubles que se queman de manera mucho más eficiente en comparación con los carbohidratos, por consiguiente, se crean especies reactivas del oxígeno mucho menos dañinas y radicales libres secundarios
  • Llevar a cabo un ayuno de agua durante varios días activa la autofagia, esto permite que su cuerpo se purifique por sí mismo y activa la regeneración de las células madre. De forma paralela, para interrumpir sus efectos se necesitan tan solo de 200 o 300 calorías al día
  • En el caso de las personas con diabetes tipo 1 y 2, se ha demostrado que el ayuno activa la regeneración del páncreas – la cual es una prueba del poder regenerativo del cuerpo al ayunar

30 Tips en 30 Días Diseñados para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía Propósitos de 30 Días. Cada día del mes de enero se agregará un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

Por el Dr. Mercola

El mito de que su cuerpo necesita consumir regularmente glucosa con el fin de obtener energía ha sido dogmatizado y es completamente falso. Como consecuencia, los casos de cáncer, obesidad, diabetes, y diversas cardiopatías se han multiplicado y se han convertido en epidemias cuyo alcance no solo es nacional, sino global.

A largo plazo, la mayoría de los regímenes alimenticios bajos en grasa y altos en carbohidratos dañan la función mitocondrial, esto contribuye significativamente al desarrollo de diversas enfermedades que las personas ignoran por completo.

Las grasas son en el combustible predilecto del metabolismo humano. En el año 2016, el Foro Nacional de Obesidad del Reino Unido y Public Health Collaboration publicaron un informe conjunto que se basó en el análisis de 43 estudios sobre la obesidad y advirtieron que la política que promueve una alimentación baja en grasas tiene un "impacto desastroso en la salud".1,2,3

De acuerdo con los autores, los lineamientos alimentarios actuales han sido manipulados y corrompidos con fines comerciales por la industria de alimentos y bebidas, sin mencionar que se basan en ciencia defectuosa.

Muchos Padecimientos Pueden Aliviarse Con Una Alimentación Baja En Carbohidratos y Alta En Grasas Que Disminuya la Frecuencia De las Comidas

En conclusión, dicho informe sugiere que posiblemente la solución ante la epidemia de obesidad actual es una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas – donde se coma con menos frecuencia al prescindir de las colaciones.

Mi libro más reciente "Fat for Fuel" (Grasa Como Combustible) y mi curso complementario en línea comparten como tema central los efectos de este tipo de alimentación, esta guía le enseñará cómo funciona su cuerpo a nivel molecular y cómo diversos alimentos afectan su organismo en 7 interesantes lecciones.

Los consejos tradicionales para bajar de peso se basan en un conteo de calorías, restricción de alimentos y una rutina de ejercicio más intensa. Algunas fuentes más acertadas recomiendan reducir el azúcar. Sin embargo, aunque muchas personas pierden peso con esta técnica, por lo general lo recuperán al poco tiempo.

Sin darse cuenta, no podrá escapar de las dietas y será víctima del efecto rebote. A pesar de este panorama, existe una mejor alternativa. La mayoría de las epidemias actuales podrían erradicarse si las personas conocieran los beneficios de estos 3 modelos nutricionales:

Cabe señalar que las calorías no son iguales, y por este motivo, el conteo de calorías no funciona para la pérdida de peso y la salud a largo plazo. Los efectos metabólicos de las calorías dependen de su origen – una caloría de un pastelito relleno de crema no es equivalente a una caloría de un aguacate o una nuez.

Ahora bien, los bocadillos excesivos son un factor importante que contribuye a la obesidad, por lo tanto, para perder peso y no recuperarlo, es posible que deba reducir la frecuencia con la que come.

Cómo Ayunar

En mi experiencia, lo ideal es comer 2 veces al día dentro de un lapso de 6 a 8 horas, esto puede equivaler a desayunar y almorzar o a almorzar y cenar. Este horario de comida es una forma de ayuno intermitente, también ayuna diariamente al realizar todas sus comidas dentro de un periodo específico.

Asimismo, los ayunos de agua prolongados ofrecen poderosos beneficios para la salud, aunque implican un compromiso de su parte para lograrlos.

Una estrategia que encontré sumamente útil es aumentar gradualmente el tiempo de ayuno intermitente diario hasta que este sea por 20 horas al día. Si sigue las recomendaciones previas, después de un mes ya estará acostumbrado a no comer durante largos periodos, y podrá realizar un ayuno de agua por 4 o 5 días.

Durante mucho tiempo mi opinión respecto al tema fue bastante escéptica, sin embargo, después de haberlo puesto en práctica y aprender más sobre sus beneficios metabólicos y su seguridad, estoy convencido de que es una herramienta poderosa que muchos podrían aprovechar. Durante el tercer o cuarto día notará claramente la diferencia en su mente y hará que todo valga la pena.

Sin embargo, existen otros beneficios. Cabe señalar, que el ayuno de agua activa la autofagia, esto permite que su cuerpo se purifique por sí solo y activa la regeneración de las células madre.

Las dietas bajas en calorías hacen que las personas con obesidad mórbida sufran de pliegues cutáneos que deben ser extirpados quirúrgicamente tras haber perdido peso de forma significativa, no obstante, es sorprendente como el ayuno de agua suele impedir dichos efectos.

En este caso, el cuerpo se encuentra en un modo de regeneración eficaz, por lo cual, puede metabolizar el exceso de piel conforme va perdiendo peso.

En lo particular, comencé a realizar ayunos de agua completos porque el proceso de autofagia puede interrumpirse con tan solo 200 o 400 calorías al día. Ahora cada mes realizo un ayuno de agua por 5 días, y como ya estaba acostumbrado a hacer diariamente un ayuno intermitente de 20 horas, no experimenté hambre significativa en lo absoluto. Desde un principio fue bastante fácil.

Si sufre de sobrepeso o diabetes tipo 2, el ayuno de agua puede ser la solución a sus problemas. Algunas investigaciones recientes4 confirman que el ayuno puede revertir exitosamente la diabetes tipo 2 en poco tiempo.

En un ensayo clínico, los pacientes con diabetes tipo 2 fueron sometidos a una dieta que restringía severamente las calorías, pues durante 8 semanas solo podían consumir diariamente 600 kilocalorías.

Al final de su ayuno, no existían indicios de enfermedades y 3 meses más tarde, tras regresar a su alimentación habitual, 7 de los 11 participantes seguían con el mismo estado de salud.

Asimismo, en el caso de personas con diabetes tipo 1 y tipo 2,5 se ha demostrado que el ayuno activa la regeneración del páncreas – la cual es una prueba del poder regenerativo del cuerpo al ayunar.

Queme Grasa Como Combustible Y Mejore Su Función Mitocondrial

Llevar una alimentación baja en carbohidratos netos y alta en grasas saludables y/o ayunar, hará que su cuerpo queme grasa como principal fuente de combustible y prescinda de la glucosa. Como efecto secundario, su función mitocondrial mejorará y esto es fundamental para prevenir enfermedades y obtener una salud óptima.

En gran medida, las mitocondrias dentro de sus células son las responsables de generar la energía (trifosfato de adenosina o ATP) que su cuerpo necesita para sobrevivir y desarrollarse.

De forma paralela, son responsables de la apoptosis (muerte celular programada) y actúan como moléculas de señalización que ayudan a regular la expresión génica.

Si las mitocondrias están dañadas o son disfuncionales, sus reservas de energía disminuirán, sentirá fatiga y confusión mental, además, podrá desarrollar padecimientos degenerativos como cáncer, cardiopatías, diabetes y enfermedades neurodegenerativas.

Es Recomendable Que el Estado de Cetosis Nutricional Varíe

Los detalles son fundamentales y una cuestión esencial respecto a la cetosis nutricional – en la cual el cuerpo quema grasa como principal fuente de combustible – que rara vez se expone, es el ciclo entre el festín y la hambruna.

Debemos tener esto en cuenta ya que, a largo plazo, la cetosis nutricional ininterrumpida puede aumentar el azúcar en la sangre al tener un nivel de insulina demasiado bajo.

Esta situación paradójica puede presentarse ya que la función principal de la insulina no es llevar el azúcar a la célula, es suprimir la producción de glucosa por el hígado (gluconeogénesis hepática).

Si sus niveles de insulina son constantes y excesivamente bajos, su nivel de azúcar en la sangre será alto, por este motivo, comer una fruta u otro alimento que contenga azúcar reducirá su nivel de glucosa en lugar de aumentarlo.

Además, a largo plazo su microbioma puede correr múltiples riesgos, ya que los regímenes alimenticos bajos en carbohidratos no nutren de manera óptima su flora intestinal.

Estos riesgos pueden evitarse al entrar en cetosis y salir de ella, cada semana se debe realizar un ayuno de 1 día y 1 o 2 días de festín, durante los cuales se debe duplicar o cuadruplicar el consumo de carbohidratos netos. Por naturaleza, su cuerpo cuenta con flexibilidad metabólica y puede obtener el combustible que requiere de la glucosa o grasa.

Sin embargo, cuando lleva una alimentación alta en carbohidratos durante un largo período, su cuerpo eventualmente deja de quemar grasa. No obstante, puede recuperar esta función al invertir las porciones de carbohidratos y grasas en su alimentación.

La Grasa Es el Combustible Predilecto Del Cuerpo

Cuando su cuerpo quema grasa como combustible, su hígado genera cetonas, grasas hidrosolubles que se queman de manera mucho más eficiente en comparación con los carbohidratos, por consiguiente, se crean especies reactivas del oxígeno mucho menos dañinas y radicales libres secundarios.

Por dicho motivo, es necesario quemar grasa de manera eficiente con el fin de tener una salud óptima. Asimismo, las cetonas mejoran el metabolismo de la glucosa y disminuyen la inflamación.6

Algunas investigaciones recientes7 sugieren que una dieta cetogénica (alta en grasas y baja en carbohidratos) puede ser clave para reducir la inflamación cerebral tras un accidente cerebrovascular u algún otro traumatismo. La mayoría de las enfermedades crónicas tienen como característica la inflamación crónica, la cual está presente en aquellas afecciones relacionadas con el dolor como la artritis.

Como se observó en un estudio,8 al parecer las dietas cetogénicas coadyuvan a aliviar el dolor propio de la inflamación mediante las siguientes funciones:

Cómo Llevar Una Dieta Cetogénica

El primer paso para llevar una dieta cetogénica, es eliminar de su alimentación los productos envasados ​​y procesados. Inicialmente y en la medida de lo posible se deben disminuir los carbohidratos netos (sin fibra), asimismo, deben predominar los alimentos enteros sin procesar y diversas grasas saludables.

Por lo general, lo anterior implica una reducción drástica o la eliminación temporal de todos los granos y cualquier alimento con alto contenido de azúcar, sobe todo de fructosa, sin embargo, también se debe evitar la galactosa (que se encuentra en la leche) y otros azúcares, ya sean añadidos o naturales.

Por lo general, el consumo de carbohidratos netos no podrá rebasar los 20 o 50 gramos al día, además, tendrá que restringir el consumo de proteína a 1 gramo por cada kilogramo de masa corporal magra.

Para garantizar que sus requisitos nutricionales estén cubiertos y que el porcentaje de nutrientes que consume es el adecuado, utilice un contador de macronutrientes en línea como cronometer.com/mercola/, el cual es uno de los más precisos en la actualidad.

Esta herramienta está preestablecida para alcanzar la cetosis nutricional, por lo que calculará automáticamente las porciones ideales de carbohidratos netos, proteínas y grasas saludables que necesita para alcanzar la cetosis nutricional con base en los parámetros básicos que ingrese.

Esto permitirá que su cuerpo prescinda del azúcar y comience a quemar grasa como principal fuente de combustible, a su vez, esto ayudará a optimizar su función mitocondrial, su salud y su estado físico en general.

Las Grasas Beneficiosas Que Deben Predominar En Su Alimentación

Otro elemento clave, es consumir grasas saludables de alta calidad, NO las grasas que con mayor frecuencia se encuentran en la alimentación estadounidense (grasas procesadas y aceites vegetales utilizados en comidas fritas y alimentos procesados ​). Prácticamente cualquier grasa que se encuentra naturalmente en la comida – ya sea de origen animal o vegetal – es saludable.

Por ejemplo, la grasa saturada en productos de origen animal y aceite de coco tiene las siguientes cualidades:

He aquí algunos ejemplos de grasas saludables que deben predominar en su alimentación:

Aceitunas y aceite de oliva (busque que estén certificadas, el 80 % de los aceites de oliva están adulterados con aceites vegetales.)

Evite cocinar con aceite de oliva; utilícelo al natural

Aceite de coco (excelente para cocinar, ya que puede soportar temperaturas altas sin oxidarse)

Grasa omega-3 de origen animal, algunos pescados con un índice de grasa y bajo índice de mercurio son el salmón silvestre de Alaska, las sardinas, anchoas y/o aceite de krill

Mantequilla hecha con leche orgánica de vaca alimentada con pasto

Nueces secas como la macadamia y las nueces pecanas

Semillas como semillas de sésamo negro, comino, semillas de calabaza y semillas de cáñamo

Aguacates

Carne de res alimentado con pastura

Aceite TCM

Ghee (mantequilla clarificada); manteca y sebo (excelente para cocinar)

Manteca de cacao pura

Huevos orgánicos de gallinas camperas

Grasas Nocivas Que Debe Evitar

Las grasas dañinas que debe evitar son aquellas hechas por el hombre. Esto incluye las grasas trans, que son pro-oxidantes, y todos los aceites vegetales poliinsaturados altamente refinados,15 los cuales tienen un alto contenido de omega-6 y al calentarse producen productos tóxicos de la oxidación como los aldehídos cíclicos.

Los aceites vegetales promueven la oxidación del colesterol, que se torna destructivo al entrar en contacto con las partículas de LDL.

Además, cuando se consumen en grandes cantidades, las grasas poliinsaturadas omega-6 – y sobre todo las procesadas industrialmente--no se pueden quemar de manera eficaz como combustible. En su lugar, se incorporan a las membranas celulares y mitocondriales donde se vuelven susceptibles al daño oxidativo y esto finalmente daña su metabolismo.

Se ha demostrado que estas grasas dañinas tienen los siguientes efectos:16

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 British National Obesity Forum Report on Obesity
  • 2 The Guardian May 23, 2016
  • 3 Reuters May 23, 2016
  • 4 The Guardian April 2, 2017
  • 5 A Sweet Life March 2017
  • 6 IUMB Life April 3, 2017, DOI: 10.1002/iub.1627
  • 7 Nature Communications September 22, 2017; 8, Article number: 624
  • 8 J Child Neurol. 2013 August; 28(8):993-1001
  • 9 Bull NY Acad Med August 1968; 44(8): 1012–1020
  • 10 Circulation 1969; 40: II-1-II-63
  • 11 The Lancet September 28, 1968; 292(7570): 693-700
  • 12 ClinicalTrials.gov October 27, 1999
  • 13 BMJ 2015;351:h3978
  • 14 American Journal of Clinical Nutrition March 2010;91(3):535-46
  • 15 Weston A. Price Foundation, Saturated Fat Does a Body Good
  • 16 DrCate.com, Deep Nutrition