Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días

PUBLICIDAD

Cannabinoides producidos naturalmente por su cuerpo pueden aumentar el placer de hacer ejercicio y la motivación

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

anandamida y ejercicio

Historia en Breve -

  • Mientras que la euforia del corredor se suele atribuir a la liberación de endorfinas, correr también aumenta drásticamente la anandamida cannabinoide producida naturalmente en el cuerpo. De acuerdo con una investigación, los "receptores de cannabinoides son cruciales para los aspectos principales de la euforia del corredor"
  • La falta de ejercicio es un problema importante de salud pública ya que muchas personas en los Estados Unidos no cumplen con las recomendaciones mínimas de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada/ cinco veces a la semana, o 20 minutos de alta intensidad/tres veces a la semana. La mayor preocupación es que la legalización del cannabis para uso médico o recreativo pueda empeorar la salud pública al promover un comportamiento aún más sedentario
  • De acuerdo con investigaciones recientes, el consumo de cannabis mejora la satisfacción y la recuperación del ejercicio, y a quienes la consumen le ayuda a hacer ejercicio durante más tiempo a diferencia de quienes no la consumen
  • En promedio, aquellos que consumieron cannabis antes o después del ejercicio informaron haber realizado 159.7 minutos de ejercicio aeróbico por semana, en comparación con los no consumidores quienes informaron un promedio de 103.5 minutos por semana
  • Después de utilizar la regresión lineal para controlar los factores de confusión como la demografía, edad y género, el consumo de cannabis con el ejercicio aún se asoció con un promedio de 43.4 minutos adicionales de ejercicio aeróbico a la semana

El cannabis, mejor conocido como marihuana, ha sido utilizado por sus propiedades medicinales durante miles de años. La planta de cannabis contiene más de 60 cannabinoides diferentes; estos son compuestos químicos con los cuales los seres humanos se encuentran equipados especialmente para reaccionar y beneficiarse de ellos.

Dos cannabinoides principales son: el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC). El THC es el componente psicoactivo responsable de la "euforia" asociada con el uso recreativo de la marihuana.

Los cannabinoides interactúan con su cuerpo mediante receptores de cannabinoides naturales, los cuales se encuentran incrustados en las membranas celulares de todo el cuerpo, es decir, en su sistema endocannabinoide (ECS).

Existen receptores de cannabinoides en el cerebro, los pulmones, el hígado, los riñones, el sistema inmunológico, etc., y las propiedades terapéuticas (y psicoactivas) de la marihuana se habilitan cuando un cannabinoide activa dichos receptores.

Tenga en cuenta que su cuerpo también produce endocannabinoides naturales que estimulan a los receptores de cannabinoides para producir una variedad de procesos fisiológicos importantes. En resumen, el cuerpo se encuentra programado para responder a los cannabinoides a través de este sistema único de receptores.

Si bien aún no sabemos con exactitud hasta qué punto alcanza su impacto en la salud, se sabe que los receptores de cannabinoides desempeñan un papel importante en muchos procesos biológicos, incluyendo la regulación metabólica, el dolor, la ansiedad, el crecimiento óseo y la función inmunológica.

Curiosamente, el cannabis también puede tener un impacto beneficioso en la condición física. Un estigma persistente relacionado con el consumo de marihuana es que causa letargo, pereza y desmotivación, pero investigaciones recientes sugieren que probablemente no tenga un efecto negativo en la motivación para hacer ejercicio, después de todo. De hecho, lo contrario puede ser cierto.

Las personas que consumen cannabis antes o después de ejercitarse hacen más ejercicio

Según una investigación publicada en Frontiers in Public Health, el consumo de cannabis en realidad mejora la satisfacción y la recuperación del ejercicio. "Este estudio es importante ya que puede aclarar el uso de cannabis con el ejercicio entre usuarios adultos quienes residen en estados donde el cannabis es legal", señalaron los investigadores.

De hecho, es un problema importante de salud pública ya que muchas personas en los Estados Unidos no cumplen con las recomendaciones mínimas de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada durante cinco días a la semana, o 20 minutos de alta intensidad tres días a la semana.

La mayor preocupación es que la legalización del cannabis para uso médico o recreativo pueda empeorar la salud pública al promover un comportamiento aún más sedentario.

Aquí, los investigadores realizaron una encuesta en línea para examinar las actitudes y los comportamientos de los adultos consumidores de cannabis en estados con acceso legal total.

Los resultados revelaron que el 81.7 % de los 494 encuestados "respaldaron su uso de cannabis junto con el ejercicio", y los que consumieron cannabis antes o después se ejercitaron durante más tiempo que aquellos que no consumieron.

"Además, la mayoría de los participantes que recomendaron el uso de cannabis poco antes o después de ejercitarse, informaron un aumento de satisfacción y recuperación después de hacerlo, y aproximadamente la mitad informó un aumento en la motivación", según los investigadores.

¿Cuánto ejercicio adicional hicieron los consumidores de cannabis en los días que se ejercitaron? En promedio, reportaron que lograron 159.7 minutos de ejercicio aeróbico por semana, en comparación con un promedio de 103.5 minutos a la semana por quienes no la consumieron.

Después de utilizar la regresión lineal para controlar factores de confusión como la demografía, edad y género, el consumo de cannabis con el ejercicio se asoció con un promedio de 43.4 minutos más de ejercicio aeróbico a la semana. Según los autores:

"De acuerdo con este hallazgo, el 40.1 % de los usuarios de cannabis que la consumieron durante su rutina de ejercicio, cumplieron o superaron las recomendaciones del American College of Sports Medicine con un mínimo de 150 minutos de ejercicio aeróbico a la semana, en comparación con solo el 28.7 % de quienes no la consumieron durante el ejercicio.

Esta discrepancia no se limitaba a la actividad aeróbica. Los usuarios que la consumieron durante el ejercicio también informaron un promedio de 37.4 minutos adicionales de ejercicio anaeróbico que aquellos que no la consumieron.

Después de controlar las variables demográficas diferentes entre los grupos (edad y género), el consumo de cannabis durante el ejercicio se asoció con 30.2 minutos adicionales de ejercicio anaeróbico registrado...

Estos hallazgos apoyaron nuestra hipótesis de que los usuarios pueden consumirla porque creen que contribuye a su recuperación después del ejercicio. Los hallazgos también sugieren que el uso puede facilitar la satisfacción de ejercitarse, y (para un subgrupo de usuarios) la motivación para hacerlo.

Dado que estas son barreras reconocidas para el ejercicio, es posible que el cannabis realmente funcione como un beneficio para comprometerse a hacer ejercicio.

Finalmente, las actitudes hacia el uso y el rendimiento en nuestros participantes parecen coincidir con los estudios que sugieren que el consumo de cannabis no mejora el rendimiento para la mayoría de los usuarios ...

"Dada la legalización del cannabis y la baja tasa de actividad física en los Estados Unidos, los funcionarios de salud pública deben conocer los efectos potenciales, tanto beneficiosos como perjudiciales, del consumo de cannabis en las conductas sobre el ejercicio".

Explicación sobre la euforia del corredor

Como se mencionó anteriormente, los cannabinoides afectan el cuerpo al actuar sobre el ECS. Existen dos receptores primarios de ECS: receptor de cannabinoides tipo 1 (CB1) y receptor de cannabinoides tipo 2 (CB2). Aunque se suele considerar que el CB1 se encuentra principalmente en el cerebro y el CB2 en el sistema inmunológico, ambos tipos de receptores se encuentran en todo el cuerpo.

Uno de los dos cannabinoides que su cuerpo produce naturalmente se conoce como anandamida, que hace referencia a la palabra "ananda", palabra sánscrita de la "felicidad", ya que se adhiere a los mismos receptores CB1 a los que se adhiere el THC.

Curiosamente, mientras que la euforia del corredor suele atribuirse a la liberación de endorfinas, correr también aumenta drásticamente la anandamida corporal y, como se señaló en un estudio del 2015, los "receptores de cannabinoides son cruciales para los aspectos principales de la euforia del corredor".

Las investigaciones anteriores también han confirmado que el ECS es parte del mecanismo que se encuentra detrás del alivio del dolor inducido por el ejercicio "y posiblemente otras adaptaciones fisiológicas y psicológicas del ejercicio".

Casualmente, la anandamida no solo se dirige al receptor CB1, sino que también influye en los receptores de opioides y endorfinas. No es sorprendente que mientras más alto sea su nivel de anandamida, se sentirá mejor y menos ansioso.

Como lo explicó Carl Germano, nutriólogo clínico certificado por la junta y experto en fitocannabinoides, "Tiene sentido, porque la anandamida afecta a los receptores del cerebro que se encuentran involucrados con la gratificación y el estado de ánimo".

¿El uso de cannabis engorda?

Otra percepción común del uso de cannabis es que puede subir de peso, gracias a los famosos "antojos" que reportan los usuarios. Desafortunadamente, los estudios también han descubierto discrepancias que niegan las creencias comunes.

Aunque la investigación ha vinculado el consumo de marihuana con una alimentación rica en calorías, otros han revelado que mientras los usuarios aumentan de peso, lo hacen a un ritmo reducido en comparación con los no consumidores. Como señalaron los autores en el estudio de marzo del 2019:

“Los estudios preclínicos indican que el efecto del cannabinoides provoca mayor consumo de alimentos y el aumento de peso. Sin embargo, los estudios epidemiológicos transversales indican una menor prevalencia de obesidad entre los consumidores de cannabis ...

"Este nuevo estudio prospectivo se basa en anécdotas, estudios preclínicos y pruebas transversales sobre la asociación inversa que vincula el consumo de cannabis y la obesidad, y muestra una asociación inversa en el aumento del índice de masa muscular (IMC) por el cannabis".

Otro estudio publicado en el 2017 también observó que los grandes consumidores de cannabis contaban con mayores probabilidades de tener un menor índice de masa muscular que los no consumidores o los usuarios ligeros.

Un tercer artículo publicado en el 2018, titulado acertadamente como: Theoretical Explanation for Reduced Body Mass Index and Obesity Rates in Cannabis Users,” llego al extremo de afirmar que "para muchos pacientes, el cannabis puede ser una mejor opción para bajar de peso que la cirugía o los productos farmacéuticos".

La conclusión a la que llegaron aquí fue que a pesar de que los consumidores de cannabis consumen más calorías, aun así, demuestran un IMC "reducido significativamente" y tasas de obesidad inferiores.

Los investigadores afirman que el mecanismo detrás de este efecto paradójico se debe al hecho de que el cannabis causa una disminución rápida y prolongada del receptor CB1, el cual "reduce el almacenamiento de energía y aumenta las tasas metabólicas".

Descifrando la motivación

Ahora, no recomiendo consumir cannabis para motivarse a hacer ejercicio, especialmente en lugares donde no es legal. Como se mencionó anteriormente, el ejercicio por sí mismo activará la producción de cannabinoides naturales en el cuerpo, incluyendo la anandamida, razón por la cual el ejercicio le da un sentimiento de bienestar. Y eso normalmente es suficiente para mantenerlo motivado para continuar.

Según el estudio ‘Stress in America’ del 2013 llevado a cabo por la Asociación Estadounidense de Psicología, solo el 17 % de las personas reportaron ejercitarse diariamente. Sin embargo, una vez que se ejercitaron, el 53 % afirmó sentirse bien consigo mismo, el 30 % mencionó experimentar menos estrés y el 35 % comentó que se encontraba de mejor estado de ánimo después de la actividad.

Aun así, para muchos puede ser difícil continuar con un nuevo programa de ejercicios durante el tiempo suficiente para obtener los beneficios adecuados, entonces ¿cómo puede motivarse para continuar? Contrario a la creencia popular, por lo general, centrarse en los beneficios es lo que lo motivara a hacerlo.

El conocer los beneficios del ejercicio, como estar en forma y tonificar el cuerpo, mejorar el estado de ánimo, retrasar el proceso de envejecimiento e incrementar la creatividad y productividad, tampoco parecen mejorar la motivación para llevarlo a cabo. La razón principal es porque cada uno de ellos son factores externos, es decir, los factores que existen fuera de quién es usted y de lo que podría experimentar inmediatamente.

Los psicólogos han descubierto que muchas de las excusas para no ejercitarse se centran en la incomodidad inmediata que anticipa de la actividad. Las teorías de comportamiento han demostrado que su experiencia inmediata a menudo eclipsará cualquier recompensa futura anticipada.

En otras palabras, le resultará difícil hacer algo incómodo si la recompensa que obtiene se experimentará más adelante. Algunas de las excusas más comunes para no alistarse y dirigirse al gimnasio o a la pista para correr son:

Sudoración

Tener demasiado calor o frio

Falta de aire

Músculos adoloridos

Mojarse en la lluvia

Salir de la cama cuando está oscuro

Ensuciarse

Ejercitarse frente a otras personas

Sentirse fuera de forma al ejercitarse

No saber cómo hacerlo y no querer preguntar

Sentirse incómodo mientras lo hace

No tiene el tiempo suficiente para hacerlo

Demasiado cansado para hacerlo

Es aburrido

Lo he intentado y no me agrada

No tiene la energía para hacerlo.

Es costoso

Miedo a lastimarse

No tengo con quién hacerlo.

Mi condición física actual me dificulta hacerlo.

Se encuentra demasiado agobiado cómo para pensar en comenzar un nuevo programa de ejercicios

Cómo aprovechar la motivación

Desde que el problema con la motivación es que la mayoría de los factores externos no son lo suficientemente fuertes como para motivarlo a ejercitarse diariamente, entonces debe implementar una estrategia diferente.

Un artículo de Business Insider del 2016 le solicitó a Dan Ariely, profesor de psicología y economía conductual en la Universidad de Duke y autor del libro titulado Payoff, que diera su opinión sobre el tema.

Los estudios de Ariely sobre el efecto de la motivación y el rendimiento en el trabajo demuestran que, tanto en situaciones recreativas como laborales, las personas se encuentran más motivadas por el valor intrínseco de lo que están creando (en este caso, qué tan difícil será el entrenamiento) que los beneficios externos. que pueden experimentar más adelante (como una mejor salud, menor peso y una vida más prolongada).

Le afirmó a Business Insider:

"Cuando pensamos en correr, parece que va a ser una experiencia realmente miserable, dolorosa, desagradable, y así sucesivamente". Y tratamos de no involucrarnos en ello. Pero lo cierto es que una vez que lo hacemos, nuestra vida cambia. De pronto, nos enfocamos menos en la miseria y aprendemos a disfrutar las cosas".

Un estudio del 2015de la Universidad de Chicago también demostró este concepto. Durante el ejercicio, las personas valoran más sus sentimientos internos que los beneficios que pueden obtener más adelante.

Estos investigadores especulan que los incentivos intrínsecos mejoraron la experiencia durante una acción, a diferencia de los incentivos externos con el mismo valor tanto durante como después de la actividad.

En resumen, todo se trata de empezar. No piense en hacerlo y sólo hágalo. Ariely cree que el error de la mayoría de las personas es enfocarse en los incentivos externos, como en objetivos de salud y estado físico, en lugar de enfocarse en la experiencia inmediata de disfrutar el ejercicio.

Entonces, recuerde, si se siente poco motivado, simplemente ponga esta actividad en su lista de tareas diarias y hágalo sin pensar demasiado y concéntrese en el momento. Es probable que se sienta bien y que lo disfrute más de lo que cree, eso hará que sea más fácil motivarse para la próxima vez, sin necesidad de usar cannabis.