La Terapia de Testosterona Podría Aumentar su Riesgo de Derrame Cerebral, Ataque Cardíaco y Muerte

Testosterona

Historia en Breve -

  • Después de los 30 años de edad, los niveles de testosterona en los hombres comienzan a disminuir y continúan haciéndolo a medida que envejecen, lo cual da lugar a síntomas como disminución del deseo sexual, disfunción eréctil, estado de ánimo depresivo y dificultades con la memoria y concentración
  • El tratamiento convencional para los bajos niveles de testosterona consiste en la terapia de reemplazo de la hormona testosterona sintética, al usar una crema de testosterona, gel o parche
  • Las investigaciones recientes han encendido una alerta al advertirle a los hombres que la terapia de testosterona podría aumentar su riesgo de muerte repentina a causa de un derrame cerebral o ataque cardíaco
  • El estudio descubrió que el uso de la testosterona se asoció con un aumento del 29 % en el riesgo de experimentar un acontecimiento adverso--independientemente de si tenían o no una cardiopatía coronaria subyacente
  • Los cambios en la alimentación y el ejercicio, en especial el limitar el azúcar/fructosa, consumir grasas saturadas saludables y participar en ejercicios de alta intensidad, Power Plate y el entrenamiento de fuerza, pueden ser muy eficaces para aumentar los niveles de testosterona de manera natural

Por el Dr. Mercola

Si bien, está asociada principalmente con el concepto de "masculinidad" y los atributos que esa palabra evoca, la hormona sexual androgénica testosterona desempeña un papel importante en la salud y bienestar de los hombres, más allá de los relacionados con el impulso sexual.

Por ejemplo, la testosterona ayuda a su cuerpo a mantener la masa muscular, densidad ósea, perfiles de lípidos y niveles de glóbulos rojos óptimos, y puede aportar una sensación general de vigor y "juventud".

Alrededor de los 30 años de edad, los niveles de testosterona comienzan a disminuir. Los síntomas de disminución del nivel de testosterona en hombres incluyen la disminución de la libido, disfunción eréctil, depresión, mala concentración y deterioro de la memoria.

Los hombres con bajos niveles de testosterona también podrían experimentar aumento de peso, incremento del tamaño del pecho y problemas para orinar.

El método convencional para el tratamiento de los bajos niveles de testosterona consiste en la terapia de reemplazo de la hormona testosterona sintética, usando una crema de testosterona, gel o parche.

Sin embargo, investigaciones recientes1 han llamado la atención al advertirle a los hombres que la terapia de testosterona podría aumentar su riesgo de morir por un derrame cerebral o ataque cardíaco repentino.

No obstante, el estudio en cuestión tiene limitaciones y es probable que se necesiten más investigaciones antes de poder sacar conclusiones definitivas.

Dicho esto, creo que vale la pena señalar que casi siempre va a haber una diferencia significativa entre tomar una hormona sintética y alentar al cuerpo a producir más de una hormona de forma natural. Yo en lo personal, no creo que los riesgos puedan compararse con estas dos estrategias--las cuales trataré a continuación.

¿Los Hombres se Están Poniendo en Riesgo al Hacer Mal Uso de la Testosterona?

Sé de primera mano que los bajos niveles de testosterona no son resultado automático del envejecimiento si implementa ciertas estrategias de estilo de vida que pueden aumentar sus niveles de testosterona de forma natural.

Además, creo firmemente que al impulsar la producción corporal de testosterona (y otras hormonas) de forma natural, a través de estrategias de estilo de vida como el ejercicio y la alimentación, tendrá menos probabilidades de experimentar repercusiones negativas en su corazón o longevidad.

Por el contrario, estas estrategias forman parte de un estilo de vida saludable en general, por lo que también reducen automáticamente su riesgo de padecer la mayoría de las enfermedades crónicas, incluyendo las enfermedades cardiovasculares y cardiacas.

Por desgracia, muchos hombres que sienten que han "perdido la energía de la juventud", optan por la salida fácil y rápida que es la terapia de reemplazo hormonal. La información de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, muestra que las tasas anuales de prescripción de testosterona han aumentado más de cinco veces entre los años 2000 y 2011.2,3 Se calcula que, en el 2011, fueron emitidas 5.3 millones de recetas de testosterona.

Este aumento dramático hace que los investigadores se estén preguntando si los hombres podrían estar abusando de la hormona4,5,6 debido a que las directrices profesionales sólo recomiendan la terapia de reemplazo de testosterona en hombres con deficiencia sintomática de la misma.

Según la Endocrine Society, que es responsable de establecer las recomendaciones clínicas para la terapia de reemplazo de testosterona, sólo se debe recetar a hombres con síntomas persistentes y "niveles inequívocamente bajos de testosterona", que es un padecimiento conocido como hipogonadismo.

De hecho, para determinarlo debe revisar sus niveles de testosterona, lo cual se realiza mediante un análisis de sangre--lo ideal es hacerlo más de una vez ya que su nivel de testosterona puede aumentar y disminuir cada día.

Estudios recientes7 indican que el 25 % de los hombres a quienes les prescribieron testosterona no se habían realizado pruebas para analizar sus niveles antes de recibir la receta, y del 75 % restante no estaba claro cuántos tenían deficiencia de testosterona en realidad.

Según un Estudio, la Terapia de testosterona Podría Aumentar la Mortalidad

El estudio presentado,8 el cual fue publicado en JAMA, señaló que "un reciente ensayo clínico aleatorio de la terapia de testosterona en hombres con una alta prevalencia de enfermedades cardiovasculares se detuvo anticipadamente debido a acontecimientos cardiovasculares adversos".

Para evaluar aún más este posible vínculo entre la terapia con testosterona y los ataques cardiacos, derrames cerebrales y mortalidad por cualquier causa, los investigadores examinaron a más de 8700 hombres que se sometieron a una angiografía coronaria9 (un examen que revisa las arterias bloqueadas).

Querían determinar si el tener una enfermedad coronaria subyacente podría modificar el resultado en los hombres que toman testosterona.

¿Tal vez sea más peligroso tomar testosterona si ya tiene una enfermedad cardiaca? No resultó ser el caso, en general... Todos los participantes tenían un nivel de testosterona total de menos de 300 ng/dL.

De los 1223 pacientes que comenzaron la terapia de testosterona después de la angiografía coronaria, casi el 26 % sufrió un acontecimiento adverso (derrame cerebral, ataque al corazón y/o muerte) en menos de tres años. Del grupo que no tomó testosterona, menos del 20 % tuvo un evento adverso.

Después de ajustar otras diferencias entre los grupos, el uso de testosterona se asoció con un aumento del 29 % en el riesgo de sufrir un evento adverso--independientemente de si tenían o no una cardiopatía coronaria subyacente. Los autores concluyeron que:

"Entre un grupo de hombres en el sistema de salud VA que se sometieron a una angiografía coronaria y tenían un bajo nivel sérico de testosterona, el uso de la terapia de testosterona se asoció con un mayor riesgo de experimentar resultados adversos. Estos hallazgos podrían ser parte de los debates sobre los posibles riesgos de la terapia de testosterona".

Otros estudios10 que fueron publicados a principios de este año descubrieron que la terapia de reemplazo de testosterona no parecía tener ningún efecto positivo en la salud cardiovascular de los hombres que la tomaron, y señalaron que el "perfil de riesgo-beneficio cardiovascular de la terapia de testosterona, permanece en gran parte evasivo".

Curiosamente, el análisis sugiere que los bajos niveles de testosterona y las enfermedades cardíacas podrían ser causadas por "malas condiciones de salud en general", como lo declaró el Dr. Johannes Ruige, investigador principal.11

Una vez más, esta es la razón por la que recomiendo concentrar sus esfuerzos en estrategias de estilo de vida saludable tales como el ejercicio en lugar de tomar hormonas sintéticas de reemplazo, de la cual la proporción riesgo/beneficio todavía es en gran parte desconocida...

El Estrógeno en los Hombres Podría ser Igual de Importante que la Testosterona

Otra cosa a considerar es que las investigaciones recientes12 han descubierto que hay variaciones individuales significativas en la cantidad de testosterona que se requiere para que cualquier hombre en particular mantenga su masa corporal magra, fuerza y ??función sexual.

Al saber esto, tiene lógica permitir que su cuerpo se normalice y haga lo que necesita para tener una salud óptima, en lugar de suministrarle una dosis arbitraria de la hormona que se cree que es ideal para todos los hombres.

Además, los investigadores han descubierto que el estrógeno también desempeña un papel importante en muchos de los procesos que antes se creía que eran relegados sólo a la testosterona.13,14

Por ejemplo, han determinado que, en los hombres, la deficiencia de testosterona explica la disminución del tamaño, fuerza y masa muscular magra, mientras que la deficiencia de estrógeno fue el principal responsable del aumento en la grasa corporal.

Tanto la testosterona como el estrógeno resultaron ser importantes para la función sexual y una deficiencia en ambos tuvo un impacto negativo en la libido de los hombres. De acuerdo el autor principal, el Dr. Joel Finkelstein, un endocrinólogo de la Escuela de Medicina de Harvard:

"Algunos de los síntomas que habitualmente se atribuyen a la deficiencia de testosterona en realidad son causado, parcial o casi exclusivamente, por la disminución de estrógenos".

Pese a las variaciones individuales, la investigación del Dr. Finkelstein proporciona información valiosa sobre la función y el comportamiento del estrógeno y la testosterona a distintos niveles en el cuerpo masculino.

Por ejemplo, descubrieron que para el mantenimiento muscular en realidad se necesita menos testosterona de lo que se creía antes. También encontraron que:

En los hombres jóvenes, el nivel promedio de testosterona es de unos 550 nanogramos por decilitro (ng/dl)

El tamaño y la fuerza muscular sufren un impacto negativo hasta que los niveles de testosterona disminuyen a menos de 200 ng/dl, lo cual ha sido considerado como extremadamente bajo

Sin embargo, la acumulación de grasa, aumenta a niveles de testosterona de 300 a 350 ng/dl, debido al impacto que tiene sobre el estrógeno

La libido aumenta constantemente con los incrementos simultáneos de estrógeno y testosterona

Por favor tenga en cuenta que a los hombres NO se les recomienda tomar terapia de reemplazo de estrógeno, ya que esto podría dar lugar a la feminización, como el aumento del pecho.

A medida que los niveles de testosterona aumentan, el cuerpo producirá más estrógeno de manera automática, por lo que la clave está en mantener su nivel de testosterona—lo ideal es que sea al incorporar las estrategias que menciono a continuación.

Puede Aumentar sus Niveles de Testosterona y HGH de Forma Natural

En lo personal, no recomiendo usar la terapia de reemplazo de la hormona testosterona. Si en efecto, tiene baja testosterona, puede considerar la crema trans rectal DHEA.

La DHEA es la prohormona precursora de andrógenos más abundante en el cuerpo humano, lo que significa que es la mayor materia prima que el cuerpo utiliza para producir otras hormonas vitales, como la testosterona en hombres y estrógeno en las mujeres.

Sin embargo, creo que la mayoría de los hombres ni siquiera la necesitan para aprovechar al máximo la capacidad natural de su cuerpo para optimizar hormonas tales como la testosterona y la hormona del crecimiento humano (HGH). La producción de testosterona tiene una disminución similar con la edad a la de la HGH ilustrada a continuación.

hgh gráfico

Al igual que la testosterona, sus niveles de HGH también disminuyen considerablemente después de los 30 años de edad.

Ambas hormonas se estimulan como respuesta al ejercicio corto e intenso. Yo en lo personal, no tomo ningún suplemento de hormonas o prohormonas; en su lugar he estado haciendo ejercicios Peak durante poco más de tres años, y a la edad de 59 mis niveles de testosterona y HGH (enlistados a continuación) siguen estando dentro del rango normal para un hombre adulto sin la ayuda de NÍNGUNA prescripción, hormona ni suplemento de hormonas precursoras, lo cual demuestra claramente que es posible normalizar sus hormonas por medio de estas estrategias naturales:

  • Mi testosterona total: 982 ng/dl (rango normal: de 250 a 1100 ng/dl)
  • Mi testosterona libre: 117 pg/ml (rango normal: de 35 a 155 pg/ml)
  • Mi HGH: 14 000 pg, más de tres veces el rango normal de 1000 a 4000 pg/24 horas

Para Aumentar sus Niveles Hormonales Ejercítese Intensamente Pero por Poco Tiempo

A continuación se encuentra un resumen y una demostración en video de lo que podría ser una típica rutina Peak Fitness de alta intensidad.

Este tipo de ejercicio--intervalos cortos de ejercicio de alta intensidad seguido de períodos de descanso--emulan la actividad física y los movimientos diarios del hombre de la antigüedad. Dicen los investigadores que para eso es para lo que está diseñado el cuerpo.

Tenga en cuenta que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad es el único tipo de ejercicio que le ayudará a aumentar sus niveles de testosterona y HGH.

Trotar lento durante una hora no tendrá este efecto, por lo que si desea tener un impacto en sus niveles hormonales es fundamental asegurarse de que se está ejercitando correctamente.

El entrenamiento completo es de sólo 20 minutos, y el 75 % de ese tiempo está calentando, recuperándose o enfriando. En realidad sólo se ejercita intensamente durante cuatro minutos.

Si nunca lo ha hecho, es difícil creer que realmente puede obtener tantos beneficios con tan sólo cuatro minutos de ejercicio intenso, sin embargo, ¡eso es todo lo que necesita!

  • Caliente durante tres minutos
  • Ejercítese lo más intenso y rápido que le sea posible durante 30 segundos. Debe sentir que no podría continuar por otros segundos
  • Recupérese a un ritmo de lento a moderado durante 90 segundos
  • Repita el ejercicio de alta intensidad y la recuperación 7 veces más

Más Formas de Aumentar la Testosterona y HGH

Además del ejercicio de alta intensidad, hay varias otras estrategias que también aumentarán sus niveles de testosterona de manera natural. Son apropiados prácticamente para cualquier persona, hombre o mujer, pues sólo tienen "efectos secundarios" beneficiosos.

A continuación enlisté cuatro de mis estrategias favoritas. Para más tips, revise las diapositivas. También puede encontrar más detalles en mi artículo anterior, "9 Maneras para Aumentar la Testosterona naturalmente".

Entrenamiento con pesas. Al utilizar el entrenamiento de fuerza para elevar sus niveles de testosterona debe aumentar el peso y reducir el número de repeticiones. Enfóquese en realizar ejercicios que trabajen un mayor número de músculos, como las sentadillas o levantamiento de pesas.

Puede llevar su entrenamiento al siguiente nivel al aprender los principios del Ejercicio con Pesas Súper Lento. Para obtener más información sobre cómo puede utilizar al ejercicio como un refuerzo natural de la testosterona, lea mi artículo "Mayores Niveles de Testosterona Después de Hacer Ejercicio Podría Ayudar a Restaurar la Mente".

Entrenamiento de Vibración de Cuerpo Entero (WBVT, por sus siglas en inglés) usando una Power Plate. Además de los ejercicios de Peak Fitness hago 10 minutos de entrenamiento Power Plate dos veces al día y es probable que esto también haya estimulado mis hormonas.

El WBVT de alguna manera simula el ejercicio de alta intensidad al estimular su fibra muscular blanca (contracción rápida). Esto pone en marcha la glándula pituitaria para producir más hormona del crecimiento, lo cual le ayuda a construir masa corporal magra y quemar grasa.

Dirija su dieta. Esto es vital por varias razones. En primer lugar, si tiene sobrepeso, perder el exceso de libras podría aumentar sus niveles de testosterona de acuerdo con las investigaciones recientes.15

Los niveles de testosterona también disminuyen después de consumir azúcar. Es probable que esto suceda porque el azúcar y la fructosa aumentan su nivel de insulina, que es otro factor que conduce a la reducción de la testosterona.

Lo ideal es que mantenga su consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos al día. Si padece resistencia a la insulina y tiene sobrepeso, hipertensión, diabetes o colesterol alto, sería aconsejable mantenerlo por debajo de los 15 gramos diarios.

La forma más eficiente de eliminar el exceso de peso y normalizar sus niveles de insulina al mismo tiempo, es limitar estrictamente la cantidad de azúcar/fructosa y granos de su alimentación y reemplazarlos por vegetales y grasas saludables, tales como las yemas de huevo orgánico, aguacate, aceite de coco, mantequilla de leche de vacas alimentadas con pastura y frutos secos crudos.

De hecho, las grasas saturadas son esenciales para la producción de testosterona. Las investigaciones demuestran que una alimentación con menos del 40 % de energía en forma de grasas (y sobre todo de fuentes de origen animal, es decir, saturadas) da lugar a la disminución de los niveles de testosterona.16

Mi alimentación consta de alrededor de 70-80 % grasas saludables, y otros expertos están de acuerdo en que la alimentación ideal incluye entre el 50 y el 70 % de grasas. He detallado una guía paso a paso para este tipo de programa de alimentación saludable en mi plan de nutrición optimizado.

Ayuno intermitente. El ayuno intermitente es otra estrategia eficaz para estimular tanto la testosterona como la liberación de HGH.

Ayuda a aumentar la testosterona al mejorar la expresión de las hormonas de saciedad, como la insulina, leptina, adiponectina, el péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1), colecistocinina (CKK) y las melanocortinas, que están asociadas con la función saludable de la testosterona, aumento de la libido y la prevención de la disminución de la testosterona a causa de la edad.

¿Realmente Necesita Terapia de Testosterona?

Para la mayoría de los hombres, la respuesta a la disminución de los niveles de testosterona no proviene de un reemplazo hormonal prescrito, sino en forma de un estilo de vida saludable y activo.

Si sigue siendo deficiente en testosterona después de implementar los ejercicios de alta intensidad y el entrenamiento de fuerza, además de las modificaciones recomendadas para su alimentación e, idealmente, el ayuno intermitente, entonces podría probar la DHEA transmucosal.

La DHEA es una hormona precursora que es fundamental para la creación de hormonas vitales, incluida la testosterona y otras hormonas sexuales.

Para obtener información sobre la suplementación con DHEA, por favor consulte mi artículo anterior "Disminución de la Testosterona: Cómo Tratar este Problema de la 'Virilidad'".

En él, también puede aprender más acerca de otros suplementos alimenticios útiles y cómo los productos químicos alteradores endocrinos que se encuentran en su hogar y el medio ambiente los cuales podrían tener un impacto negativo sobre su equilibrio hormonal.

En lo personal, he podido mantener mis niveles de testosterona y HGH comparables a los de hombres de la mitad de mi edad, simplemente a través de la implementación de ejercicios de alta intensidad y el ayuno intermitente, además de mis recomendaciones alimenticias estándar, que se aplican a todos sin importar género ni edad.

Es claro que los bajos niveles de testosterona no son un destino inevitable para los hombres a medida que envejecen, y no tiene que arriesgar su salud al experimentar con hormonas sintéticas con el fin de mantener niveles juveniles.

Incluso si cree que los riesgos para su corazón son pocos (aunque en lo personal no consideraría insignificante un aumento del 30 % de riesgo), lo aliento a considerar el panorama general.

El ejercicio y la alimentación le permitirán a su cuerpo optimizar su testosterona, HGH y otras hormonas a niveles ideales para usted, y tendrá un sinnúmero de efectos beneficiosos sinérgicos para su salud.

Al optar por la terapia hormonal como su primera línea de tratamiento, se está privando a usted mismo de la mayoría, si no de todos, esos beneficios--e incluso podría terminar haciéndole más daño que beneficio.

Publique su comentario