¿Sabe qué es el yoga aéreo?

yoga aéreo

Historia en Breve -

  • El ejercicio es una estrategia importante para su salud física, mental y emocional, pero prepararse para el mismo entrenamiento todos los días puede ser aburrido
  • El yoga aéreo se ha practicado durante casi 10 años y es una forma fácil y divertida de comenzar a integrar el yoga en su rutina de ejercicios semanales y obtener mayores beneficios que quizás no experimente con otras variaciones de esta práctica
  • El yoga ofrece diversos beneficios sin efectos secundarios relacionados con intervenciones farmacéuticas para la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, depresión y dolor de espalda crónico

Por el Dr. Mercola

El ejercicio es importante para su salud, estado de ánimo y el futuro de sus habilidades físicas. Sin embargo, en ocasiones prepararse para un entrenamiento en intervalos de alta intensidad o de fuerza no es exactamente lo que esperaba. Aunque dichos entrenamientos son importantes, también lo son la flexibilidad, estiramiento y fortalecimiento de la zona abdominal o core.

Cada uno de estos tipos de ejercicio lo ayudan a sentirse bien consigo mismo, mejorar su estado de ánimo, mantener su peso y ralentizar el proceso de envejecimiento. Es bueno tener diversos tipos de ejercicios que se adapten a estos criterios con el fin de mejorar su estimulación mental y aumentar los beneficios que pueda experimentar.

El yoga es una opción que se ha vuelto cada vez más popular a lo largo de los años, asimismo, tiene una larga y establecida historia que se remonta al 3000 A. C.1 El fin tradicional de esta práctica no solo era obtener flexibilidad y fortalecimiento, sino que era una parte integral del enfoque sistemático que se tenía sobre la vida en el Oriente.

A través de los años, el yoga se desarrolló bajo 5 principios básicos que fueron desarrollados por Swami Sivananda.2

Elija su tipo de yoga

Algunos de los principios del yoga son la relajación, respiración, alimentación, ejercicio y meditación, los cuales se utilizan para ayudar a reducir el estrés, mejorar la aptitud física y obtener mayor claridad.3 El yoga que se practica en la actualidad es un sistema de técnicas.

Existen diversos tipos de yoga y dentro de cada tipo los instructores pueden especializarse en un estilo, tradición o linaje.4 Algunos de los tipos de yoga son:

Yoga suave — Las clases se enfocan en ayudar a que los practicantes se calmen y puedan relajarse. Por lo general, estas son clases menos exigentes que otros tipos de yoga. Con frecuencia se utiliza como una introducción a su práctica, quienes lo realizan pueden utilizar instrumentos de apoyo que les sean de ayuda durante la clase.

Clases orientadas a la espiritualidad — Aunque no es un sistema de creencias, las clases de yoga pueden incluir meditación, enfatizar la filosofía del yoga o incluir el canto, mantra o bien, cultivar el crecimiento espiritual. Estas clases pueden ser menos exigentes físicamente en comparación con otras.

Vinyasa o Flow Yoga — Las clases son estimulantes y a menudo incluyen un componente aeróbico. Las posturas se mantienen por periodos de tiempo más cortos con énfasis en el movimiento continuo.

Clases orientadas a la alineación — Estas clases prestan suma atención a la precisión del movimiento, con poses más largas de asanas (posturas particulares usadas en hatha yoga). Quienes practican este tipo de yoga pueden utilizar instrumentos de apoyo que les ayuden a alcanzar y mantener la alineación deseada hasta que el desarrollo muscular les permita sostener la postura por sí solos.

Fitness Yoga — Estas clases se concentran más en el ejercicio físico del yoga y generalmente incluyen acondicionamiento aeróbico, entrenamiento de fuerza y resistencia.

Yoga caliente — Las clases se imparten en habitaciones climatizadas bajo temperaturas que alcanzan hasta los 110 ° F (43 ° C). Las posturas pueden ser fáciles o difíciles, pero se realizan en un entorno físicamente desafiante.

Yoga especializado — Estas clases son personalizadas para un grupo particular de practicantes, como un grupo de adultos mayores, niños o mujeres embarazadas. Los instructores que trabajan con estos grupos reciben capacitación especializada con el fin de reducir el riesgo de lesiones.

Cambie su perspectiva sobre el yoga

La práctica del yoga se ha ido adaptando a las necesidades de los practicantes y los avances mecánicos disponibles. En los últimos 10 años, el yoga aéreo se ha integrado en muchos estudios de yoga y de ejercicio ya que la práctica es un poco más fácil de aprender y genera menos estrés en las articulaciones.

En esencia, quien lo practica utiliza un columpio o una hamaca grande de seda que esté sostenida del techo para realizar posturas y movimientos de yoga. La práctica concentra su trabajo en el fortalecimiento y flexibilidad de la zona abdominal. Si puede sentarse en un columpio en el parque, probablemente pueda integrar el yoga aéreo en su rutina de ejercicios.

El columpio puede incluir un conjunto de asas a los costados de la tela. Las asas proporcionan una mayor estabilidad mientras utiliza el aparato. Los columpios vienen con 1, 2 o 3 asas en el lateral a diferentes alturas para distintas poses y en línea cuestan alrededor de USD 50 y USD 150.5

El yoga aéreo ofrece una perspectiva diferente sobre la práctica del yoga en sí y proporciona algunos de los mismos beneficios, pero con un punto de partida más fácil con el fin de aprender el ejercicio.

Sin embargo, como se está suspendido sobre la tierra y muy posiblemente de cabeza, es importante practicar sólidas medidas de seguridad y aprender en una clase o bien, realizarlo acompañado.

Algunos de los beneficios del yoga son la reducción del estrés, ansiedad, insomnio, dolor de espalda y depresión.6 Aunque los ejercicios físicamente estresantes pueden mejorar su resistencia y fuerza, el yoga es mucho más de lo que uno puede creer. El Dr. Ruby Roy, especialista en enfermedades crónicas del Hospital Infantil LaRabida en Chicago, comenta lo siguiente al respecto:7

"Uno de los problemas en este país es que las personas piensan en el yoga solo como ejercicio e intentan hacer las poses más difíciles. Esto puede ser beneficioso o perjudicial. pero, además, podría lastimarlo. El tipo correcto de yoga puede ayudarlo. Uno de los propósitos principales de practicar yoga es relajarse.

Su frecuencia cardíaca y su presión arterial deberían ser más bajas cuando termine una clase, y nunca debería quedarse sin aliento. Cualquier tipo de yoga que lo ayude a relajarse y no se sienta como ejercicio resultará una opción recomendable.

La cuestión es: ¿Está concentrando en su cuerpo o está entrando en un estado de atención plena? Debe realizar la postura y estar consciente de su respiración".

El yoga cambia la forma en la que se relaciona con su cuerpo

Los estudios han demostrado que practicar el mindfulness o conciencia plena aumenta su nivel de serotonina,8 que está relacionada con la felicidad y el placer, y el neurotransmisor GABA9 que regula la comunicación entre las neuronas. Este impulso emocional también puede reducir la depresión, esquizofrenia y otros trastornos psiquiátricos.10

Como la base del yoga es el equilibrio, fuerza y flexibilidad, los instructores enfatizan el uso de su cuerpo en una alineación musculoesquelética adecuada, lo que lleva a un mejor uso espacial de su cuerpo aún y cuando no esté en clase.

En conjunto, un mejor control de la postura, así como una mayor fuerza y flexibilidad reducen el dolor crónico de la espalda. Tras haber practicado yoga durante un par de meses, los estudios han demostrado que se obtuvo una mejor función de la espalda y niveles más bajos de dolor.11, 12, 13

Añadir al yoga en la rehabilitación cardiovascular de pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva mejoró su capacidad para ejercitarse y su calidad de vida.14

Dado que el yoga reduce el estrés y la ansiedad, los investigadores también han encontrado que reduce la respuesta inflamatoria en el cuerpo y por lo tanto tiene un efecto protector sobre el corazón.15 Asimismo, el asma es otro proceso que reacciona a la inflamación en el cuerpo y cuando se practica yoga demuestra mejoras.16

En un estudio publicado en 2015, los investigadores descubrieron que hacer posturas de yoga durante 12 minutos, una vez al día o cada 2 días, podría mejorar la densidad ósea y reducir el riesgo de fracturas óseas osteoporóticas.17

El Dr. Loren Fishman, autor principal del estudio y fisiatra de la Universidad de Columbia, comparó la lista de efectos secundarios de los medicamentos utilizados para tratar la osteoporosis con los del yoga.

Él mencionó que algunos de los efectos secundarios del yoga son18 una "mejor postura, equilibrio, coordinación y forma de caminar, así como un mayor rango de movimiento y fuerza, además de menores niveles de ansiedad".

Reducir el estrés y la ansiedad también tiene un efecto positivo en sus capacidades cognitivas,19 reducción de los efectos del trastorno por estrés postraumático,20 y de la reincidencia del insomnio. El insomnio afecta a más del 30 % de la población de los Estados Unidos21 y la afección puede mejorar al practicar posturas de yoga de relajación.22

Otros beneficios son una mejor cognición,23 menores niveles de presión arterial y glucosa24 y una mejor capacidad pulmonar.25

El enfoque de bienestar que emplea la Asociación Americana de Osteopatía (AOA, por sus siglas en inglés) es utilizar la tendencia natural del cuerpo hacia la autosanación con las herramientas correctas, como una alimentación a base de productos reales, ejercicio y sueño de calidad.

La Dra. Natalie Nevins, médico familiar osteópata certificada por la junta, e instructora certificada de Yoga Kundalini, explica lo siguiente al respecto:26

"Como médico osteópata, enfoco mis esfuerzos en las prácticas y medicina preventiva, así como en la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo. El yoga es una gran herramienta para mantenerse saludable porque se basa en principios similares.

Las técnicas de relajación que se incorporan en el yoga pueden disminuir el dolor crónico, como el de espalda, artritis, jaquecas y síndrome del túnel carpiano. Asimismo, el yoga puede disminuir la presión arterial y reducir el insomnio".

Combinar mente y cuerpo impulsa cualquier beneficio

Ya sea que practique yoga aéreo u otra variación, los investigadores piensan que muchos de los beneficios del yoga subyacen de la conexión entre la mente y el cuerpo que ocurre durante la sesión. El yoga quema calorías y mejora la flexibilidad, pero no es un deporte competitivo, a menos que compare su nivel actual con su rendimiento de la semana pasada.

La incorporación de la meditación y ciertas técnicas de respiración con el movimiento físico activan y desactivan genes determinados, lo que induce algunos de los beneficios físicos y mentales que puede llegar a experimentar.27

El psiquiatra de la Escuela de Medicina en Harvard, el Dr. John Denninger, dirige un estudio de 5 años que evalúa cómo el yoga afecta el cerebro de personas que sufren estrés crónico.28, 29

El estudio actual en el que participa el Dr. Denninger se deriva del trabajo que publicó en 2013, donde demuestra cómo las prácticas entre la mente y el cuerpo afectan los genes que activan y desactivan el estrés y su función inmunológica.30 Según lo escrito por Denninger:31

"Por primera vez nuestros resultados indican que la activación de la RR (respuesta de relajación), sobre todo después de la práctica a largo plazo, puede evocar sus beneficios al mejorar la producción y utilización de energía mitocondrial y por lo tanto puede promover la resistencia mitocondrial mediante el aumento de la ATPasa y la función de la insulina.

La resiliencia mitocondrial también puede ser promovida por la disminución de NF-κB inducida por la RR, la cual está relacionada con las dianas en aumento y descenso que mitigan el estrés".

Su estudio anterior demuestra que el yoga tiene un gran impacto positivo en la producción de energía mitocondrial. Los problemas con las vías mitocondriales subyacen un gran número de enfermedades crónicas. Los expertos consideran que esta puede ser una razón importante de por qué emplear técnicas de mente y cuerpo, como el yoga, tiene un impacto tan positivo en su salud y bienestar.

El yoga aéreo puede ofrecer mayores beneficios

El yoga aéreo puede ofrecerle mayores beneficios, ya que es un método sencillo y divertido de integrar esta práctica en su rutina de ejercicios. Usar el columpio también le permite realizar posturas más difíciles que quizás no haya podido lograr sin un material de apoyo.

El columpio le permite deslizarse en poses específicas e intentar diversas formas del movimiento sin ejercer tensión adicional en sus rodillas y caderas que puede hacer que la postura le sea imposible de realizar.

Otro beneficio significativo para aquellos que sufren dolor lumbar crónico es su capacidad para reducir la compresión en la parte baja de su espalda sin usar una tabla de inversión. En una de estas herramientas, la tensión en la parte inferior de la espalda se reduce conforme los músculos cercanos a la lumbar se alargan y se estiran.

De acuerdo con Bill Davis, director del grupo fitness llamado The Athletic Club en Brantford, Ontario:32

"Cualquiera que tenga problemas de espalda debería tomar esta clase. Es mejor que una tabla de inversión. Le da la oportunidad de estar suspendido libremente, lo cual permite que su columna pueda alargarse. Las personas que han tomado la clase con nosotros siempre comentan lo mejor que sienten su espalda después de la sesión".

Cabe señalar que descomprimir la columna vertebral durante periodos prolongados puede desencadenar la misma intensidad de dolor que se experimenta cuando se comprime la zona lumbar por una mala postura. Ninguna de estas posiciones es normal para su cuerpo.

No obstante, realizar una postura invertida para reducir los espasmos y los músculos contraídos en la parte baja de la espalda puede ayudarlo a mejorar su postura y, por lo tanto, a disminuir su dolor.

Cómo comenzar a practicar el yoga aéreo

Aunque se denomina yoga aéreo, yoga acrobático o yoga antigravedad, no es necesario comenzar con ambos pies suspendidos. Se puede acostumbrar con ayuda del columpio con el fin de mantener el equilibrio en poses específicas, como pararse en una sola pierna.

Recuerde implantar medidas sólidas de seguridad cuando esté suspendido en el columpio y haga ejercicio alejado del suelo. Lo ideal es que tome una clase o se asegure de no estar solo en casa.

Puede mantener el equilibrio con una sola pierna al pararse detrás del columpio y sostener las asas centrales, o el material de cada lado como apoyo. Pase el pie derecho a través del centro del columpio y apoye la pierna elevada sobre el material, justo por encima de la altura de la rodilla.

Su pie derecho debe estar colgando sobre el piso mientras mantiene su pie izquierdo a su altura con los dedos de los pies apuntando en línea recta. Reclínese en esta posición de estocada, manteniendo los dedos de los pies hacia abajo y su peso centrado en su torso. Inhale profundamente 5 veces y hágalo nuevamente con la pierna izquierda.

Una vez que se sienta cómodo y mantenga el equilibrio en esta posición, puede agregar una ligera flexión mientras está en la posición de estocada. Con la pierna derecha apoyada en el columpio, mantenga la mano izquierda sujetando el columpio o el asa y quite su mano derecha.

Gire la parte superior de su cuerpo hacia la derecha y extienda su mano derecha hacia atrás. Mantenga su palma hacia arriba, ábrala y gire la cabeza hacia atrás, inhale profundamente durante 3 segundos y repita el procedimiento del lado izquierdo.

Ahora bien, siéntese en el columpio como si fuese un columpio del parque, y relájese sin que sus pies toquen el suelo. Extienda las piernas o doble las rodillas, sea cual sea la posición en la que se sienta más cómodo. Realice 10 inhalaciones profundas y relájese.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo