¿A qué se debe la popularidad de las carreras de obstáculos?

carrera de osbtáculos

Historia en Breve -

  • Hacer ejercicio y correr le puede ayudar a vivir más tiempo, pero algunos consideran que la monotonía de trasladarse por varios kilómetros a lo largo de un camino pavimentado es algo aburrido
  • Las pistas de obstáculos se crearon en 1987 en el Reino Unido y ganaron popularidad en Estados Unidos a partir de 2010, cuando Spartan Races y Tough Mudder Races ofrecieron sus primeros eventos
  • Las carreras de larga distancia aumentan el riesgo de daño cardíaco y renal, pero las carreras de obstáculos ofrecen distancias más cortas con los mismos retos de resistencia física y mental
  • Estos eventos exigen mucho a la parte física y pueden causar lesiones con facilidad. La condición, flexibilidad, pisada correcta y zapatos adecuados pueden ayudar a reducir este riesgo

Por el Dr. Mercola

Hacer ejercicio y correr le ayuda a vivir por más tiempo, pero eso no significa que correr sea la mejor opción. Cada vez más expertos se están alejando de las recomendaciones que proponen que solo se necesita de 30 a 60 minutos de actividad diaria moderada.

La información actual demuestra que el ejercicio en intervalos de alta intensidad puede ser mucho más beneficioso para la mayoría de las personas, y cuando se ejercita con intensidad, solo necesita hacerlo por una fracción del tiempo.

En un estudio observacional de gran magnitud1 se recolectó información de más de 55 000 adultos y se descubrió que las personas que corrían experimentaban un riesgo de muerte por motivos de salud mucho menor en comparación con aquellos que no corrían.

Aunque el estudio fue observacional y no pudo demostrar de manera concluyente que salir a correr era la causa de estos beneficios, se alinea con muchas otras investigaciones que demuestran que el ejercicio en general es una excelente estrategia para alargar la vida.

Sin embargo, los estudios también han demostrado que el ejercicio en exceso puede ser contraproducente.

En la última década, ha disminuido el número de personas que concluyen maratones.2

Aunque los maratones hayan sido en su momento la competencia básica para los principiantes en el atletismo de resistencia, es posible que las investigaciones que demuestran los efectos negativos de los eventos de larga distancia,3 combinados con la soledad que implica recorrer 42 kilómetros, hayan provocado la disminución de los participantes.

Sin embargo ha surgido un nuevo tipo de carrera para aquellos que se aburren con facilidad, el cual implica hazañas de fuerza y destreza diseñadas no solo para el atleta, sino también para el espectador.

La industria de las carreras está en peligro

Después de alcanzar las 19 millones de metas cruzadas en 2013,4 la cantidad de personas que participaban en maratones bajó a poco más de 17 millones en 2016.

Solo el 3 % de quienes participaron en carreras llegaron a completar un maratón ese año. Los altos costos, competencia con otras actividades físicas y aumento en otras opciones de carrera han reducido el terreno de juego en muchas carreras de ruta.

Richard Harshbarger, director ejecutivo de Running USA, cree que este deporte tal vez haya crecido demasiado en mucho poco tiempo.5

Entre 1990 y 2013, las carreras de ruta experimentaron un crecimiento del 300 %, y gran parte del auge se produjo entre 2008 y 2013. Harshberger cree que la oferta ha superado a la demanda y esto puede explicar en parte la disminución en la participación. Las empresas que han crecido en torno al auge de las carreras también han sufrido las consecuencias.

Las publicaciones de libros y revistas, tiendas para atletas y tiendas de ropa han experimentado una disminución en sus ingresos y algunas se han declarado en bancarrota. Harshberger comentó que:6

“Los eventos que no están dirigidos por profesionales u organizados de forma profesional están desapareciendo, y los que quedan en el mercado se ven obligados a ser más creativos. Ahora todo el mundo tiene música en vivo y cerveza en la línea de meta, entonces, ¿cuál es la novedad?”

Las clases como el CrossFit y yoga también han causado un impacto en la industria de las carreras. Phil Stewart, presidente de Road Race Management, señaló que los costos para las carreras locales y nacionales aumentaron con gran velocidad, lo cual provocó que en 2017 el 20 % de los corredores redujeran el número de carreras en las que planeaban participar en ese año.

Esta misma reducción en la participación está siendo experimentada por las empresas que respaldan a la industria de las carreras. Stewart comentó lo siguiente:7

“En el pasado, cuando se participaba en una carrera por $ 10 dólares y se podía ingresar a un maratón por $ 25 dólares, el deporte en realidad era nada o muy poco atractivo para las empresas con fines de lucro. Pero después pasamos a una era en donde las personas pagaban $ 85 dólares por llegar a la mitad y $ 135 dólares por un maratón.

Fue en ese momento donde se podía ver a todos los grupos con fines de lucro participando y eso fue lo que transformó el modelo”.

La diversión de las carreras de obstáculos sobre lodo

En este mismo período, las carreras de obstáculos tuvieron un aumento en la participación. Tough Mudder y Spartan Race Inc. son dos de los eventos más populares.8 Cada uno fue fundado en 2010 como respuesta a los participantes que buscaban pistas más desafiantes y variadas.

Tough Mudder dice tener 2 millones de participantes en total y Spartan reporta llegar a los 5 millones. Este breve video hace una demostración de una carrera Tough Mudder.

Spartan Race ofrece distancias de 5 a 48 kilómetros o más, las cuales son únicas en este género ya que son cronometradas. Este grupo ofrece más de 200 carreras en 30 países diferentes, que alientan a sus participantes a tener una mente y un cuerpo fuerte, y a aumentar su resistencia a través del entrenamiento necesario para completar una carrera.9

Las carreras más cortas se promocionan como la opción perfecta para atletas principiantes y recurrentes, mientras que las distancias intermedias y más largas son vistas como una prueba de resistencia física y mental. El fundador de Spartan, Joe De Sena, dijo lo siguiente para la revista The Atlantic:10

“Miren, al final del día, la mayoría de nosotros somos extremadamente flojos y la modernidad de nuestro entorno nos permite ser perezosos.

Si alguien quiere cambiar eso, sentirse bien y hacer ejercicio, ¿creen que le suene atractivo un recorrido de 42 kilómetros sobre el pavimento? En contraste con [Spartan], se trata de algo que es genial y más divertido. Es más probable que estas imágenes y videos levanten a alguien del sofá”.

Las carreras Spartan están diseñadas con obstáculos para poner a prueba la fuerza física y mental. La mayoría tiene algunos obstáculos distintivos, como alambres de púas y lodo, pero hay una gran variedad entre una carrera y otra, por lo que es casi imposible anticipar lo que uno enfrentará.11

Por el contrario, las carreras Tough Mudder se basan en kilometraje o tiempo, pero no están cronometradas.

Ofrecen desde una prueba de fuerza de 1 kilómetro y medio hasta una pista de obstáculos de 16 kilómetros. También ofrecen una carrera de ocho horas, una carrera nocturna, una competencia de 10 horas o una carrera de 24 horas para poner a prueba el miedo.

Los obstáculos en las carreras de Tough Mudder incluyen: pasar por debajo de un alambre de púas, nadar en agua helada, escalar muros y arrastrarse sobre lodo.12

Aunque la mayoría de las personas consideran que estas carreras son desafiantes, entre ellas los corredores de maratón y soldados retirados, también disfrutan de la camaradería que ocurre conforme los participantes se impulsan unos a otros para llegar a la meta.13

El entrenamiento y la participación crean resistencia, agilidad y coordinación. Los participantes se ayudan unos a otros a pasar por encima y a través de los obstáculos para llegar a la meta.14

John Fidoe, quien fue asesor de mercadotecnia para Tough Mudder hasta 2016, dijo que el objetivo del evento es evaluar la determinación, fuerza mental y capacidad de los participantes para trabajar juntos con el fin de lograr sus objetivos.

Es posible que las carreras de larga distancia no sean lo mejor para su salud

Si bien el entrenamiento y la participación en algunas de las carreras de obstáculos de resistencia más largas pueden ser populares y fomentar el trabajo en equipo, es posible que no sean saludables para el corazón y los riñones.

Aunque a menudo sea fácil dar preferencia al cuerpo delgado y a la resistencia cardiovascular de un corredor de maratón, esta constitución puede causar graves consecuencias.

Entre los beneficios de las distancias moderadas se incluyen el control del estrés, reducción de peso, presión arterial baja y el desarrollo muscular de las extremidades inferiores.15

Sin embargo, los datos demuestran que el entrenamiento crónico para eventos de resistencia puede causar una aguda sobrecarga temporal en el volumen de su corazón con reducciones en las fracciones de eyección ventricular derecha que vuelven a la normalidad después de una semana.16

Los meses y años de lesiones frecuentes conducen a una fibrosis miocárdica irregular en las aurículas, tabique interventricular y el ventrículo derecho, lo cual aumenta el riesgo de padecer arritmias. Además, el entrenamiento a largo plazo está asociado con la calcificación de la arteria coronaria y la rigidez de la pared de las arterias.17

En un estudio18 se inscribió en el maratón de la ciudad de Quebec a 20 corredores de larga distancia, que no tuvieran una enfermedad cardiovascular. Los corredores fueron examinados antes, durante el día del maratón y una vez más después de 48 horas de haber completado la carrera.

La mitad de los corredores aficionados experimentaron cambios adversos, incluyendo inflamaciones del músculo cardíaco, reducciones del flujo sanguíneo y cambios en la función de los ventrículos izquierdo y derecho.

El Dr. Eric Larose, del Instituto Universitario de Cardiología y Neumología de Quebec, observó que los cambios eran más comunes en corredores que comenzaron con niveles de condición física más bajos o que habían entrenado menos.19

En un estudio20 del Hospital William Beaumont en Michigan, los investigadores encontraron que el 40 % de los corredores sufrieron daño renal después haber participado en un maratón,21 pero en otro estudio la cantidad es más cercana al 75 % de los corredores.22

Los investigadores encontraron que el daño se debió al estrés físico en los riñones durante la carrera. Por fortuna, los riñones volvieron a la normalidad unos días después. Sin embargo, la pregunta sigue siendo si existen consecuencias a largo plazo para las lesiones crónicas causadas por múltiples carreras de resistencia.

Carreras de obstáculos para todos

Las carreras de obstáculos se han vuelto cada vez más populares y cada vez atraen a más participantes. La carrera de obstáculos que hoy conocemos comenzó en 1987 cuando se crearon las carreras Tough Guy en el Reino Unido.

A pesar de no ser nuevas, las carreras no comenzaron a experimentar un crecimiento exponencial sino hasta 2010. El mercado se saturó en 2015 y desde entonces las cifras se han mantenido estables.23

Sin embargo, mientras que el número de participantes ha aumentado, también lo hizo la cantidad y tipos de carreras. Por esta razón, el número promedio de participantes se ha mantenido estable. A diferencia de otras carreras de ruta, las carreras de obstáculos no tienen distancias estándar.

Si se divide por categorías de menos de 8 kilómetros, de entre 8 kilómetros y 16 kilómetros, y las que son de más de 16 kilómetros, los participantes en las carreras más cortas aumentaron 6 veces entre 2010 y 2017. No obstante, aunque uno creería que las carreras más cortas habrían crecido más en participantes, fueron las carreras de mayor distancia las que aumentaron por mucho: 39 veces.24

A pesar de que participan más hombres que mujeres, la diferencia en porcentaje no es tan amplia como se podría creer. En 2017, el 64 % de los participantes eran hombres y el 36 % mujeres.25 Sin embargo, la distribución por edad está sesgada de manera significativa hacia la izquierda con el número de participantes alcanzando su máximo en personas de 30 años.

Curiosamente, California reporta tener 449 500 participantes, casi el doble comparado con el estado que le sigue: Nueva York.

Pisar bien y usar los zapatos correctos puede prevenir lesiones

Aunque los humanos han estado corriendo durante miles de años, los tenis modernos no se inventaron sino hasta mediados de los años setenta. A medida que este deporte continúa creciendo en popularidad, también crece la cantidad de lesiones. Debido a su carácter repetitivo, y la fuerza de impacto que reciben las rodillas y caderas, hay un aumento en el riesgo de lesiones.

A pesar de que a algunos les gustaría aumentar las almohadillas en la planta los tenis, la realidad es que los zapatos con menos amortiguación pueden ofrecer una mayor protección.

El índice de carga es la velocidad con la que aplica fuerza a su cuerpo. Entre mayor sea la carga, mayor será el potencial de lesión. La teoría detrás de usar un zapato bien amortiguado es reducir la fuerza que reciben sus articulaciones, tendones y ligamentos.

Sin embargo, los investigadores han encontrado que los corredores que usan tenis con poca o ninguna amortiguación y corren con la punta de los pies suelen experimentar menores índices de carga.

En una investigación con 29 corredores, los investigadores compararon los zapatos normales con los de entrenamiento básico. La autora principal, Hannah Rice, comentó sobre los resultados que:26

“Muchas personas se dedican a correr como una forma para reducir el riesgo de enfermedades crónicas, pero cerca de tres cuartas partes de los corredores suelen lesionarse a lo largo de un año. El calzado es fácilmente modificable, pero muchos corredores son mal orientados a la hora de comprar nuevos tenis de entrenamiento.

Esta investigación demuestra que correr con zapatos básicos y aterrizar en las puntas de los pies reduce los índices de carga y, por lo tanto, puede reducir el riesgo de lesiones.

Nuestra investigación nos dice que acostumbrarse a correr con tenis que carecen de amortiguación y caer con las puntas de los pies promueve un aterrizaje con índices de carga mucho más bajos, y esto puede ser beneficioso para reducir el riesgo de sufrir lesiones”.

A pesar de los nuevos geles, bolsas de aire y espumas que hay para los tenis, más del 50 % de los corredores continúa sufriendo lesiones cada año. Brian Metzler, editor en jefe de la revista Competitor, cree que culpar a las lesiones por el tipo de calzado para correr que se usa hace que se ignoren los otros contribuyentes a la alta tasa de lesiones en este deporte.27

Metzler hace énfasis en que hay dos factores que pueden afectar la tasa de lesiones, incluyendo a las personas que comienzan a correr sin tener antecedentes de atletismo y otras que sufren de errores debido a su entrenamiento.

Para descubrir  más sobre su estilo de carrera y las opciones de calzado, consulte mi artículo anterior: “Irónicamente, unos tenis para correr menos acolchonados podrían causar menos lesiones”.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo