Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2 Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2

PUBLICIDAD

Más razones para evitar las bebidas energizantes

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

bebida energizante bebida energetica

Historia en Breve -

  • Aunque no se ha comercializado como bebida energizante, la formulación original de la Coca contenía dos estimulantes, cafeína y cocaína; actualmente, las bebidas energizantes comunes son una combinación de más de 300 mg de cafeína con otros agentes metabólicos que, según se ha comprobado, pueden aumentar la energía, interrumpir el sueño, alterar la función cardíaca y afectar en la función arterial
  • A los expertos les preocupa que la combinación de cafeína con otros ingredientes en las bebidas energizantes, que se encuentran en concentraciones mucho más altas que los alimentos naturales o las plantas, pueda incrementar los efectos de la cafeína, provocar efectos negativos para la salud, incluyendo algún tratamiento en sala de urgencias o muerte
  • Si bien, la gran cantidad de cafeína e interacción con otros ingredientes puede elevar los riesgos de salud al tomar bebidas energizantes, el café negro solo otorga algunos beneficios para la salud ya que contiene diversos antioxidantes, reduce estadísticamente el riesgo de mortalidad por todas las causas y puede ayudar a la función cognitiva
  • Además de una taza de café, la hidratación con hidrógeno molecular ayuda a incrementar la energía sin riesgo adicional; debe tener cuidado de estar atento a otras opciones de estilo de vida, como dormir bien, mantenerse bien hidratado, apoyar su microbioma intestinal y llevar una alimentación bien balanceada, rica en grasas saludables y baja en carbohidratos

Durante los siglos pasados, las personas han utilizado diversas bebidas para darles un impulso de energía adicional. Aunque las tendencias han cambiado desde el té, hasta el café, sodas y luego las bebidas energizantes, el objetivo final ha sido el mismo.

Aunque no se comercializó como tal, la primera bebida energizante pudo ser Coca-Cola, presentada en 1886, ya que originalmente contenía dos fuertes estimulantes, cafeína y cocaína.

El nombre de la empresa, Coca-Cola, se deriva de la planta de coca, de la cual proviene la cocaína y nuez de cola, la fuente de la cafeína. En 1960, Taisho Pharmaceuticals, de Japón, hizo la primera bebida específicamente dirigida a incrementar la energía. Contiene vitaminas esenciales, taurina y niacina, agentes metabólicos, que han demostrado aumentar la energía y concentración.

Sobre esta base, en 1987 el austriaco Dietrich Mateschitz añadió cafeína y azúcar, y cambió el nombre de la bebida por ‘Red Bull’. En 1997, ‘Red Bull’ se introdujo en los Estados Unidos, seguido de cerca por la bebida ‘Monster Energy’ y luego por ‘5-Hour Energy’.

En 2006, hubo un auge en las ventas y, mientras que otras han ganado presencia en el mercado, la bebida Red Bull sigue siendo la más conocida, con ventas anuales cercanas a los dos mil millones de dólares alrededor del mundo.

Para el año 2012, se habían reportado 13 muertes en los últimos cuatro años como resultado del uso de la bebida ‘5-Hour Energy’. Se prevé que el valor de mercado alcance los 61 000 millones de dólares para el 2021 y se estima que el 30 % de los adolescentes de 12 a 17 años toman bebidas energizantes con regularidad.

En un estudio sobre el personal militar, los investigadores descubrieron que casi el 45 % de los individuos movilizados bebía al menos una bebida energizante y el 14 % bebía más de 3 al día. Si bien, los fabricantes los promocionan como suplementos para mejorar el rendimiento físico y cognitivo, también se han reportado efectos secundarios perjudiciales, particularmente cardiovasculares y neurológicos.

El número de visitas anuales a la sala de urgencias se duplicó de 2007 a 2011 debido a las bebidas energizantes. Ahora, un estudio reciente ha descubierto que la bebida energizante prolonga significativamente las mediciones del electrocardiograma y aumenta la presión arterial.

Un estudio encontró que las bebidas energizantes pueden afectar la función cardíaca

El objetivo de la investigación fue determinar el impacto que las bebidas energizantes podrían tener en los parámetros electrocardiográficos y hemodinámicos en voluntarios sanos sin riesgo de enfermedad cardíaca conocida. Contó con la participación de 34 personas con una edad promedio de 22 años en un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado por placebo.

Los participantes tomaron 32 onzas de una bebida energizante A, bebida energizante B o placebo durante 60 minutos, en tres días de estudio. Entre cada día de estudio se sometieron a un período de lavado de 6 días. El valor de la medida final primaria fue el intervalo QTc, intervalo QT, intervalo PR y duración del QRS.

Los investigadores también midieron la frecuencia cardíaca, así como la presión sanguínea braquial y central al inicio del estudio, y cada 30 minutos, durante cuatro horas. Ninguno de los participantes tomaba medicamentos, excepto tres que tomaban anticonceptivos orales.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos, la prolongación del intervalo QTc es un factor de riesgo establecido para arritmias cardíacas.

Los resultados de este estudio confirman una prolongación del intervalo QTc mantenida durante un período de cuatro horas, en vez de ocurriera un efecto transitorio.

Ambas bebidas energizantes comúnmente disponibles tuvieron un efecto similar en los parámetros del electrocardiograma. Contenían una combinación de cafeína, taurina, glucuronolactona y vitaminas B. La bebida placebo contenía jugo de limón verde, agua carbonatada y sabor a cereza.

Los investigadores encontraron que la bebida energizante prolongaba significativamente el intervalo QTc, así como un incremento en las mediciones de la presión arterial central y braquial. Recomendaron que las personas con síndrome de QT largo congénito o adquirido, o con presión arterial alta deberían limitar su consumo de bebidas energizantes.

Ambas bebidas energizantes experimentales contenían menos de 350 miligramos de cafeína. Se prevé que las dosis menores de 400 mg no puedan influir en mediciones electrocardiográficas. Una de las limitaciones del estudio fue que solo midió los efectos a corto plazo y no el efecto del consumo cotidiano de bebidas energizantes.

El autor principal Sachin Shah, Pharm. D., profesor de práctica farmacéutica en la Facultad de Farmacia Thomas J. Long de la Universidad del Pacífico en Stockton, California, declaró que los efectos superaron lo que podría esperarse de la cafeína por sí sola. Y advirtió que:

"Necesitamos urgentemente investigar el ingrediente particular o combinación de ingredientes en los diferentes tipos de bebidas energizantes, que podrían explicar los hallazgos observados en nuestro ensayo clínico".

Las bebidas energizantes pueden disminuir el diámetro de las arterias

El Dr. John Higgins, Jefe de cardiología del Hospital Lyndon B. Johnson, dirigió un estudio sobre los efectos de las bebidas energizantes en la función de los vasos sanguíneos.

Este contó con la participación de 44 estudiantes de medicina saludables, no fumadores, en sus 20s, y examinó los vasos sanguíneos de los estudiantes antes y 90 minutos después de haber tomado una bebida energizante de 24 onzas.

Los investigadores descubrieron que los vasos sanguíneos tenían una función y diámetro notablemente menor, por medio de una medición de ultrasonido que indica la salud general de los vasos sanguíneos. Encontraron que la dilatación era de 5.1 % de diámetro antes y que había disminuido 2.8 % después, lo que sugiere un deterioro agudo en la función.

Higgins informa que muchas personas jóvenes consumen bebidas energizantes cuando hacen ejercicio, o en circunstancias en las que el cuerpo requiere un flujo sanguíneo arterial de alto rendimiento, para que el oxígeno puede llegar rápidamente a las células. Sin embargo, esta disminución en el diámetro de los vasos puede restringir efectivamente el flujo sanguíneo y suministro de oxígeno. Comentó:

“El corazón hace mayor esfuerzo y hay menos suministro de oxígeno hacia el músculo cardíaco. Esto podría explicar por qué ha habido casos de niños que han tenido un ataque cardíaco después de tomar una bebida energizante".

Otro estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana propuso que las bebidas energizantes podrían aumentar la presión arterial y frecuencia cardíaca en un adulto sano en reposo y que estas alteraciones estarían relacionadas con la activación simpática.

Aunque se utilizó un pequeño tamaño de muestra para el estudio, los investigadores encontraron que las bebidas energizantes aumentaban la presión sanguínea y catecolaminas en adultos jóvenes sanos.

Propusieron que estos cambios agudos podrían predisponer a una persona a un mayor riesgo de episodios cardiovasculares. Higgins recomienda evitar las bebidas energizantes cuando estudie o realice ejercicio.

Los altos niveles de cafeína en las bebidas energizantes pueden interactuar con otros ingredientes

En el estudio presentado, las bebidas energizantes analizadas tenían niveles de cafeína al menos 50 mg inferiores a lo que se esperaría que provocaría trastornos cardíacos. La Asociación Americana de Bebidas continúa respaldando la seguridad de las bebidas energizantes, al creer que sus ingredientes también se encuentran en otros alimentos y que se han hecho pruebas sobre su seguridad.

La mayoría de las bebidas energizantes contienen cafeína, azúcares agregados y vitaminas del grupo B. Además, podrían contener estimulantes legales como la guaraná; taurina, un aminoácido que se encuentra naturalmente en la carne y pescado; y L-carnitina, una sustancia que el cuerpo utiliza para convertir las grasas en energía.

Sin embargo, como Katherine Zeratsky, nutriologa clínica de la Clínica Mayo dijo para CNN:

"En general, la preocupación es que estas vitaminas, aminoácidos y hierbas con frecuencia se encuentran en concentraciones más altas que las cantidades naturales presentes en los alimentos o plantas, y que sus efectos al combinarse, en especial con la cafeína, pueden aumentar".

En otras palabras, Zeratsky identifica uno de los mismos problemas encontrados en las pruebas de cualquier producto químico agregado durante la fabricación. En la mayoría de los casos, los productos químicos se analizan de forma aislada y los investigadores no pueden predecir lo que podría ocurrir cuando se combinan.

Higgins también comentó para CNN que se necesitaba hacer más investigación para determinar cómo los ingredientes podrían interactuar y desencadenar efectos negativos en la salud.

"Son como una caja negra. Realmente, no sabemos mucho sobre ellos. Las personas necesitan ser consciente de esa situación.

Para ciertos grupos, podría ser potencialmente peligroso, así como para los menores de 18 años, mujeres embarazadas, personas sensibles a la cafeína, personas que no consumen cafeína con regularidad y personas que toman ciertos medicamentos, como Adderall, para el (trastorno por) déficit de atención".

En función del consumo de cafeína, los investigadores han encontrado que las dosis superiores a 200 mg pueden estar relacionadas con la intoxicación por cafeína. Los síntomas podrían incluir malestar gastrointestinal, contracciones musculares, ansiedad, inquietud e insomnio. El alto consumo de cafeína también se ha relacionado con cefaleas crónicas diarias.

En comparación, la Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños no consuman más de 100 mg de cafeína al día, ya que se relaciona con presión arterial alta en la adolescencia.

En 2007, los CDC informaron que 1 145 adolescentes de entre las edades de 12 a 17 años fueron ingresados en salas de urgencias por emergencias de salud relacionadas con las bebidas energizantes. Para el año 2011 el número había aumentado a 1 499.

Las bebidas energizantes pueden afectar el sueño de calidad

Entre los otros grupos sobre los que se advirtió contra el uso de bebidas energizantes, el ejército de los Estados Unidos les recomienda a las tropas que no tomen demasiadas bebidas ya que pueden afectar el sueño y provocar largos períodos de fatiga. En un estudio realizado en 2010, los investigadores encontraron que los miembros del servicio que bebían tres o más bebidas al día informaban un promedio de cuatro horas de sueño por noche.

Otro estudio encontró una relación entre el consumo de bebidas energizantes y problemas del sueño con el consumo de alcohol en adolescentes. Estudiaron las posibles interacciones con la predicción coincidente del consumo de alcohol, y encontraron que las personas que consumían bebidas energizantes y experimentaban insomnio o fatiga durante el día, tenían mayor riesgo de beber alcohol.

La calidad del sueño es fundamental para mantener la inmunidad, aprendizaje y metabolismo. Aunque las bebidas energizantes son populares entre los estudiantes universitarios, también pueden afectar en la calidad del sueño y generar efectos perjudiciales a largo plazo.

En un estudio, los investigadores evaluaron el efecto de las bebidas energizantes en los estudiantes inscritos en la Facultad de Medicina de la Universidad Copperbelt, en Zambia.

Este contó con la participación de 157 estudiantes, y la mayoría de los participantes informaron tener una mala calidad de sueño con una relación estadísticamente significativa entre la deficiencia del sueño y consumo de bebidas energizantes.

Beneficios del café sin químicos añadidos

Aunque la combinación de cafeína y aditivos puede potenciar los efectos de la cafeína, y la mayoría de las bebidas energizantes tienen altos niveles de cafeína, es importante no descartar los beneficios que puede otorgar el café negro.

Por ejemplo, en un estudio, los investigadores encontraron que durante un período de seguimiento de 16.4 años, las personas que bebían más café tenían un riesgo estadística y significativamente más bajo de mortalidad por todas las causas.

En el caso de todos los participantes, beber café estuvo asociado con una disminución en la posibilidad de muerte por enfermedades digestivas. Los estudios previos también han demostrado que el consumo de café puede proteger contra cuatro de las enfermedades mortales, enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes y derrames cerebrales.

Los investigadores plantean la hipótesis de que los poderosos antioxidantes en el café, llamados polifenoles, pueden proporcionarles a las células una protección adecuada contra las especies reactivas del oxígeno o radicales libres.

Beber café también se relacionó con un menor riesgo de tumores cerebrales por glioma, y podría ayudar a la función cerebral al disminuir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

Sin embargo, es importante tomar el tipo correcto de café, ya que el de tostado medio y ligero puede tener mayor cantidad de acrilamida, un subproducto tóxico que se encuentra en el 40 % de las calorías consumidas por el habitante promedio de los Estados Unidos.

Se ha encontrado que la acrilamida puede causar cáncer en los animales y probablemente también en los seres humanos.

Para obtener el mejor sabor y salud óptima de los polifenoles, así como menor cantidad de acrilamida, opte por un café orgánico cultivado bajo sombra de granos enteros y muelalo usted mismo. Esto puede ayudar a prevenir la rancidez, ya que el café molido ya podría estar rancio para cuando lo beba.

Cuanto más ligero sea el tostado, más acrilamida tendrá el grano de café. Aunque el café tostado más oscuro puede tener un sabor amargo, cuanto más tiempo se tueste, mayor cantidad de acrilamida se quemará en el grano.

Hidrátese con hidrógeno molecular para potenciar sus beneficios sin generar riesgos

El hidrógeno molecular es otra opción para incrementar los niveles de energía. Esto se refiere al hidrógeno diatómico, o gas H2, donde se combinan dos átomos de hidrógeno. Se ha descubierto que el hidrógeno molecular puede remediar el estrés oxidativo, uno de los mecanismos principales que pueden destruir la salud humana.

Se ha demostrado que el hidrógeno puede beneficiar a casi todos los órganos del cuerpo humano, así como atenuar y enfocarse en las causas fundamentales de muchas enfermedades, tipos de inflamación y oxidación. El consumo de agua rica en hidrógeno ha demostrado beneficios clínicos, seguridad y efectividad.

Talvez sus beneficios adicionales para la salud y el bienestar, así como el incremento en los niveles de energía, sean suficientes para que considere utilizar agua de hidrógeno molecular para rehidratarse después de hacer ejercicio. La adición de hidrógeno en el agua puede producir estos beneficios en estudios realizados con animales y seres humanos:

Actuar como un antioxidante natural para combatir el estrés, y en las investigaciones ha demostrado destruir los radicales libres, sin descomponerse en otros

Mejorar la calidad de vida después del tratamiento de radiación, así como reducir las reacciones biológicas sin comprometer los efectos antitumorales

Podría reforzar la calidad de vida al potenciar la función del sistema nervioso

Podría disminuir el estrés oxidativo en las personas con artritis reumatoide gracias al efecto captador del agua rica en hidrógeno

Podría regular las respuestas inmunológicas y enfermedad cardiometabólica

Generar una mejora significativa y rápida en las personas con psoriasis, después de lavar el área afectada con agua rica en hidrógeno, que está relacionada con la capacidad efectiva de capturar especies reactivas del oxígeno

Ha demostrado que puede causar efectos anti fatiga en ratones nadadores

Reducir los niveles de lactato y mejorar el deterioro en la función muscular inducido por el ejercicio al hidratarse con agua rica en hidrógeno antes de hacer ejercicio

Acelerar la cicatrización de lesiones cutáneas inducidas por radiación

Más estrategias para incrementar los niveles de energía

Es importante considerar cómo todas sus elecciones de estilo de vida pueden impactar en los niveles de energía, así como su capacidad para mantener la concentración y atención. En otras palabras, si bien una dosis de cafeína a mediodía podría ser útil de forma ocasional, es probable que no deba depender de esto como estrategia cotidiana.

En cambio, es importante evaluar las opciones de estilo de vida según se relacionen con su salud y energía en general.

Algunas de las estrategias que podrían marcar la diferencia en sus niveles de energía diarios son promover el sueño de calidad, fortalecer el microbioma intestinal, llevar una alimentación bien balanceada y mantenerse hidratado. Para obtener más información sobre estas estrategias y poder incluirlas en su vida diaria, consulte mis artículos previos:

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario